Alcalde de Mariúpol dice que la vida de los residentes atrapados en la ciudad está en manos de Putin

·3  min de lectura

Por Alessandra Prentice y Issam Abdallah

21 abr (Reuters) - El presidente ruso, Vladimir Putin, puede decidir el destino de los 100.000 civiles que siguen atrapados en la ciudad ucraniana de Mariúpol, dijo a Reuters el alcalde Vadym Boichenko, quien afirmó que las imágenes por satélite de una fosa común son la prueba de que los rusos están enterrando los cadáveres para tratar de ocultar el número de muertos.

Putin reivindicó el jueves la victoria en Mariúpol tras casi dos meses de asedio que han provocado las batallas más intensas de la guerra y su peor catástrofe humanitaria. Bajo un intenso bombardeo, los ciudadanos que no huyeron han sufrido sin electricidad, calefacción o agua.

"Es importante entender que las vidas que todavía están allí, están en manos de una sola persona: Vladimir Putin. Y todas las muertes que se produzcan a partir de ahora también estarán en sus manos", dijo Boichenko el jueves en una entrevista.

Putin dijo que los soldados rusos habían "liberado" Mariúpol, lo que la convertiría en la mayor ciudad en caer en manos rusas desde el inicio de lo que Moscú denomina su "operación militar especial". Rusia niega haber atacado civiles.

"No había planes para liberar nada. Era un plan de destrucción", dijo Boichenko, quien calculó que el 90% de la ciudad portuaria había sido dañada o destruida desde que Rusia invadió Ucrania el 24 de febrero.

"Hoy, a todos los niveles, sólo hablamos de una cosa: que necesitamos un alto al fuego, que necesitamos una evacuación completa de los 100.000 residentes de Mariúpol que son prisioneros del Ejército ruso y que necesitamos liberar a toda la gente que está en Azovstal".

Mientras las fuerzas rusas controlan la mayor parte de la ciudad, un contingente de combatientes ucranianos resiste en los búnkeres subterráneos del complejo siderúrgico de Azovstal, junto a cientos de civiles en condiciones desesperadas, según las autoridades ucranianas.

Boichenko dijo que todavía tenía la esperanza de que se pudiera hacer algo para ayudar a los atrapados en la ciudad, a pesar del fracaso de un cese al fuego esta semana, según el cual 90 autobuses debían evacuar a unas 6.000 personas.

Los acuerdos de alto el fuego han fracasado en repetidas ocasiones, con ambas partes intercambiando culpas. Muchos de los que se han ido han huido en coches particulares o a pie.

El gobierno de la ciudad cree que decenas de miles de residentes de Mariúpol han muerto desde el comienzo de la guerra, aunque admite las dificultades para especificar la cifra exacta de fallecidos.

Una revisión de imágenes por satélite realizada por la empresa estadounidense Maxar Technologies mostró el jueves un emplazamiento de fosas comunes a las afueras de Mariúpol que se ha ampliado en las últimas semanas para contener más de 200 fosas.

Boichenko dijo que las fotos son una prueba de que el Ejército ruso está enterrando cadáveres para ocultar la magnitud de las matanzas en la ciudad. Rusia niega lo que, según Ucrania, son pruebas de atrocidades, y las califica de montaje.

"Es un hecho. Los trajeron, los volcaron y los enterraron. Eso es lo que hacen, ocultar cínicamente sus crímenes de guerra en estas fosas comunes", dijo Boichenko.

(Redacción de Alessandra Prentice. Editado en español por Javier Leira)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.