El alcalde de Madrid respalda a su equipo en la polémica por la compra de mascarillas

·3  min de lectura

Madrid, 26 abr (EFE).- El alcalde de Madrid, el conservador José Luis Martínez-Almeida, respaldó este martes "absolutamente" la negociación de su consistorio en la compra de mascarillas durante el periodo más duro de la pandemia de coronavirus, y aseguró que el Ayuntamiento no denunció a los intermediarios al desconocer el cobro de las millonarias comisiones que estos cobraron.

El Ayuntamiento de Madrid se ha visto envuelto en las últimas semanas en una fuerte polémica en torno al beneficio millonario que obtuvieron dos empresarios españoles por haber servido de intermediarios en la compra de material sanitario al comienzo de la crisis del coronavirus, cuando la mayoría de los españoles cumplían un confinamiento obligatorio y había cientos de muertos diarios.

Los dos intermediarios son Luis Medina Abascal, un reconocido personaje de la alta sociedad española, heredero de uno de los títulos nobiliarios más prestigiosos de España, y el empresario Alberto Luceño .

La Fiscalía les imputa los delitos de estafa agravada, falsedad en documento mercantil y blanqueo de capitales por tres contratos de emergencia municipales (6,6 millones de dólares para 1 millón de mascarillas; 4,2 millones para comprar 250.000 test rápidos, y 5 millones para 2,5 millones de pares de guantes) por un valor de unos 12 millones de dólares concedidos a la empresa Leno, radicada en Malasia.

El material adquirido, además de muy caro respecto a los precios de mercado, era defectuoso o de peor calidad que la contratada.

No obstante, cobraron una comisión de seis millones de euros, con el que adquirieron varios automóviles de alta gama, una vivienda por 1,1 millones de euros, un yate o relojes de lujo, lo que Martínez Almeida calificó como "indignante", pero se justificó diciendo que lo han sabido "a posteriori".

Medina y Luceño habrían operado con el contacto de un primo de Almeida, quien hoy volvió a defender que su familiar "únicamente" facilitó un correo electrónico a Medina, y reiteró que "ha quedado acreditado por la investigación de la Fiscalía" que ni él ni el Ayuntamiento tienen "cualquier tipo de responsabilidad" en el caso.

El alcalde de Madrid se refirió al ya conocido como "caso de las mascarillas" en un pleno extraordinario del ayuntamiento, celebrado un día después de que Medina y Luceño declararan ante el juzgado que instruye la causa.

Además de los cargos que se les imputan a ambos, Medina está investigado también por alzamiento de bienes, ya que había sacado el dinero de su banco y sólo tenía ahora 247 euros en la cuenta.

En el pleno, Almeida reiteró que el Ayuntamiento no pagó en ningún momento a estos dos empresarios, sino a la empresa Leno, propietaria de las mascarillas y radicada en Malasia, al asegurar esta que podía proporcionar un millón de mascarillas que estarían en Madrid en un plazo de 20 días.

Sin embargo la oposición en el consistorio madrileño considera que las explicaciones del alcalde madrileño siguen sin dar respuesta a cuestiones "fundamentales" como la recomendación de Medina y Luceño por parte de un primo suyo.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.