Alcalde confirma un muerto en derrumbe y teme que haya más entre los escobros

Miami, 24 jun (EFE).- Un tercio de un edificio residencial de 12 plantas y 40 años se derrumbó este jueves por causas no determinadas en Surfside, en Miami Beach, mientras sus habitantes dormían y al menos una persona murió y una decena resultaron heridas, aunque se teme que puede haber más víctimas entre los escombros.

El alcalde de Surfside, Charles Burckett, confirmó en una rueda de prensa que una de las primeras personas rescatadas murió al llegar al hospital y subrayó que es posible que haya más muertos pues la parte este del edificio se derrumbó planta sobre planta y puede haber personas aplastadas entre las capas.

Según dijo, hay algunos apartamentos de cuyos ocupantes no se sabe nada todavía, lo que constituye una mala señal.

El derrumbe se produjo sobre la 1.30 (6.30 GMT) de la madrugada por causas que van a ser investigadas.

La búsqueda se inició con perros en medio de la noche, pero era "muy peligroso y estaba muy oscuro", según Burkett, quien calificó de "estremecedor" lo ocurrido y pidió agradecimiento y respeto para los rescatistas, que "se jugaron la vida".

Según el alcalde, aun no hay elementos suficientes para determinar la causa del colapso de "un tercio" del edificio, pero descartó que se deba a que fue construido hace 40 años.

Aunque indicó que se estaban realizando obras en la cubierta, no cree que eso pueda haber provocado "algo que no suele pasar en Estados Unidos".

ESTO NO PASA EN ESTADOS UNIDOS

En cualquier caso, apuntó que se teme que el edificio pueda caerse por completo y opinó que incluso, si no se cae, seguramente será demolido.

"Necesitamos respuestas, solo sabemos que un edificio se cayó", dijo Burckett.

Los ocupantes de unas 50 unidades del edificio, que tiene "más de cien", según el alcalde, salieron por su propio pie en medio de la noche y otros fueron rescatadas.

Aparentemente no queda nadie dentro del edificio, dijo.

La tarea continúa en la montaña de escombros formada junto al edificio Champlain Towers, donde han trabajado a lo largo de la noche casi un centenar de rescatistas en la búsqueda de posibles víctimas y supervivientes.

La argentina Jacquelina Patoka, de la oficina de asuntos gubernamentales del Paseo de las Estrellas de Las Vegas, dueña de dos apartamentos en el edificio colapsado, explicó que un matrimonio y su hija, de 6 años, se había trasladado la pasada noche a una de sus propiedades, que quedó "totalmente" destruida.

ESPERANDO UN MILAGRO

"Estoy esperando un milagro", dijo la mujer, visiblemente afectada y cansada, después de buscar a sus amigos durante toda la noche en los hospitales y el centro a donde llevaron a los supervivientes de este colapso.

Numerosas personas se congregaron en las inmediaciones del edificio, por fuera del cordón de seguridad, como Santos Mejía, quien dijo al canal Local 10 que su esposa, Janet Rodríguez, estaba en el edificio cuando a una persona de 95 años y le llamó para decir que había sentido un terremoto

Ambas se encuentran bien, según pudo saber por el teléfono Santos Mejía.

El derrumbe se produjo en la parte de Champlain Towers que da a la famosa playa de Miami Beach, donde numerosos curiosos se congregaron para hacer fotos esta mañana.

El edificio tiene entre 100 y 130 apartamentos, pero no se sabe cuántos estaban ocupados anoche ni cuántas personas había dentro cuando cayó una parte completa de la estructura, pues hay muchos vecinos que no viven permanentemente allí.

El Equipo Técnico de Rescate del condado de Miami-Dade está trabajando en el lugar con ayuda de los departamentos de bomberos de varias de las ciudades de Miami-Dade.

Las autoridades habilitaron un teléfono para personas que estén buscando información sobre los residentes del edificio Champlain Towers y también funciona un centro de reunificación familair en la zona.

La Cruz Roja se encargó de dar alojamiento a los residentes que tuvieron que abandonar sus viviendas en hoteles de la zona.

Varios vecinos dijeron que se asustaron cuando sintieron una explosión, "era como si estuvieran cayendo piedras y después empezaron a caer chispas desde la pared y se fue la corriente".

"Me desperté nervioso con toda esta tragedia. Fue bien feo la verdad", comentó a Noticias 23 Armando Roig, quien vive al lado del edificio que se derrumbó.

Algunos edificios y casas que se encuentran alrededor del derrumbe están sin luz, mientras que varios camiones de la FPL están trabajando para restituir el servicio eléctrico.

Surfside es un zona al norte de Miami Beach con una población mayoritariamente judía.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.