Alberto Weretilneck: “Conociendo la historia de Soria, deberían controlarlo día a día”

Gustavo Ybarra
·3  min de lectura
El senador nacional por Juntos Somos Río Negro, Alberto Weretilneck
Juntos Somos Río Negro

El senador Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro) no anda con rodeos y calificó como “una persona violenta” a Martín Soria, el flamante ministro de Justicia designado por Alberto Fernández en reemplazo de Marcela Losardo.

En diálogo con LA NACION, el exgobernador de Río Negro no dudó en afirmar que el joven dirigente peronista no dudará en presionar jueces y anticipó la decisión de su fuerza política de quitar su apoyo en el Congreso a las propuestas judiciales que emanen del Poder Ejecutivo mientras Soria esté al frente de la cartera de Justicia.

-¿Por qué es tan crítico de la figura de Martín Soria?

-Porque lo conocemos. Porque uno no habla en términos políticos únicamente, sino también en términos personales de lo que ha sido Soria como dirigente desde que fue diputado provincial.

-¿No fue muy duro con sus definiciones?

-He dicho que Soria es una persona violenta, incapaz de conseguir consenso, que no respeta el pensamiento crítico del otro y que es incapaz de buscar mecanismos de diálogo ; y lo sostengo.

-¿Por qué dice que es violento?

-Es violento desde lo verbal y también desde lo físico, como cuando en distintos congresos peronistas de Río Negro usó la agresión física contra otras personas. Está el ejemplo del doctor (Rodolfo) Ponce de León, que fue golpeado por Soria. (Se refiere a una reunión del PJ provincial de marzo de 2007).

-¿La elección de Soria no indicaría que es el tipo de funcionario que pretende Fernández para relacionarse con la Justicia?

-Mi análisis es el de alguien que está fuera del Gobierno. El nunca fue de lo que se denomina kirchnerista y menos de lo que se define como “cristinismo”. Siempre combatió a los integrantes de La Cámpora y no comulgó con ese sector del peronismo. Si se observa las listas que él conformó cuando fue candidato a gobernador, no participaban kirchneristas en esas listas. Mi deducción es que no es un pedido o decisión de la vicepresidente, sino que es una decisión del Presidente.

-Por eso le decía que su elección implica que Fernández coincide con los modos y el estilo de Soria.

-El Presidente acaba de decir que su pensamiento es igual al de Soria, y que eso lo tranquiliza. Si usted analiza lo que dijo Soria en cuanto a la justicia de Río Negro, estamos hablando de una persona que va a embestir frontalmente contra el sistema judicial.

-¿Esto quiere decir que el Presidente quiere embestir contra el sistema judicial?

-No sé lo que va a hacer el Presidente. Estoy hablando de lo que hizo Soria.

-Pero si fue el elegido por el Presidente, todo indica que coincide con esa idea de embestir contra la Justicia.

-Parecería que sí.

-¿Esto le genera algún temor?

-Me da temor por el perfil de Soria, cercano a la AFI, a los sistemas de seguridad, con lo que significa el poder que tiene un ministro de Justicia de la Nación. Que todo ese poder en virtud de su personalidad sea dirigido a la persecución de periodistas, dirigentes opositores.

-¿Cree que puede hacer eso?

-Por su personalidad sí, depende si lo dejan. Conociendo la historia de Soria, habría que controlarlo día a día.

-¿Cree que podría trasladar esa presión a los jueces?

- No tengo ninguna duda. Porque creo que es una persona que no está preparada, ni en su personalidad ni en su formación, para un cargo de estas características.

-¿Pero usted avaló los avances contra la Justicia del kirchnerismo, de hecho apoyó la reforma del Ministerio Público?

-Si, de hecho fui autor del proyecto. Pero esto no tiene nada que ver. Una cosa es el punto de vista conceptual sobre el plazo que debe durar un Procurador y que durar un plazo necesite una mayoría menos agravada para ser nombrado y otra cosa es hablar de a quién se designa para ejercer un cargo como ministro de Justicia.

-¿Después de esto, va a seguir apoyando los proyectos sobre la Justicia que envié el Gobierno?

- Si Soria es quien va a implementar la estrategia judicial es absolutamente obvio que Juntos Somos Río Negro no va a acompañar ningún proyecto judicial en el Congreso.