Feijóo se inventa una nueva España para apartarse de Vox

·3  min de lectura
El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, a la salida de un acto en el Museo Reina Sofía de Madrid. (Photo By Fernando Sanchez/Europa Press via Getty Images)
El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, a la salida de un acto en el Museo Reina Sofía de Madrid. (Photo By Fernando Sanchez/Europa Press via Getty Images)

Al hilo del icónico ‘I have a dream’ que pronunció Martin Luther King en el discurso más famoso en la lucha por los Derechos Civiles de los afroamericanos, son muchos los políticos que han parafraseado al pastor estadounidense para dibujar escenarios maravillosos en caso de ganar ellos las correspondientes elecciones de turno. Otros han optado por lo contrario. Augurando hecatombes en caso de gobernar los partidos de signo contrario. Pero Alberto Núñez Feijóo ha ido un paso más allá.

El líder nacional del PP es preso de los últimos movimientos de Pablo Casado al frente de los populares. Miró para otro lado en Castilla y León cuando su partido firmó un pacto de coalición en el poder para retener el gobierno regional. Pero a partir de ahora cualquier decisión será responsabilidad suya. Y, muy a su pesar, las encuestas apuntan a que solo un pacto de su partido con la extrema derecha le puede servir para mantener a Juan Manuel Moreno al frente de la Junta de Andalucía.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Preguntado día sí y día también por ello, por saber si él va a abrazarse a Vox, Feijóo se ha visto en la necesidad de sacudirse ese sambenito de encima. Y no se le ha ocurrido otra que decir durante una entrevista en Onda Cero que el PSOE está dispuesto a gobernar con Vox. Mira que Luther King tenía suelos, pero el líder de la oposición directamente tiene visiones. Y, claro, se ha convertido en trending topic.

El cordón sanitario a Vox es un hecho en varios lugares, empezando por el Parlamento Europeo y acabando por el Parlamento Vasco. También lo han dejado claro las fuerzas de izquierda en el Congreso de los Diputados. Es el PP quien lo ha roto. Y no solo en Castilla y León, sino también en Madrid donde la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, ha llegado a declarar que ella, en la práctica, ya gobierna en coalición con Vox. Es más, incluso el PP europeo le cantó en su día las cuarenta a Pablo Casado por sus pactos con la extrema derecha.

Entonces, ¿qué busca Feijóo? ¿Está ya preparando el terreno para la coalición de derechas que se viene en Andalucía? ¿Es un primer globo sonda antes de encarar el decisivo año electoral de 2023 en el que sus opciones por llegar a Moncloa pasan por llevarse a Santiago Abascal como vicepresidente?

Puede que Feijóo pretendiera simplemente señalar a Vox como su enemigo al ser el único partido que le disputad el mismo perfil de votante al PP. Pero lejos de renegar de cerrar pactos con la extrema derecha, lo que ha hecho es legitimarla diciendo poco menos que cualquier partido pactaría con Vox. Y eso, por mucho que lo repita el líder del PP, no es verdad.

En vídeo | Feijóo: Cada día la izquierda está más cerca de perder las generales

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.