Alberto Fernández volvió a apuntar contra la Ciudad por la pandemia: “En Capital deambulan buscando una cama y terminan en el Gran Buenos Aires”

·3  min de lectura
Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta
Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta

El presidente Alberto Fernández volvió a apuntar contra el gobierno porteño y sostuvo que la administración de Horacio Rodríguez Larreta no toma en cuenta los datos en relación a la saturación de las terapias intensivas. “Las personas que se enferman en la Ciudad deambulan buscando una cama y terminan atendiéndose en el Gran Buenos Aires”, remarcó el mandatario en diálogo con Radio 10.

“Se está dando un fenómeno que más allá de los datos estadísticos que se muestran lo que voy a decir es la realidad: en la Ciudad las personas que se enferman, deambulan buscando una cama y terminan en el gran Buenos Aires atendiéndose. Entonces, estamos buscando con Axel (Kicillof) la manera de ampliar el número de camas de terapia intensiva en el Gran Buenos Aires, porque allí terminan muchos porteños que no encuentran lugar en los sanatorios privados ni en los hospitales públicos”, explicó Fernández sobre la reunión que mantuvo ayer con el gobernador bonaerense.

Avanza la investigación sobre el accidente en el que murió Mario Meoni: qué se sabe hasta ahora

“Empezamos teniendo, primero, problemas con el PAMI, y ahí entendimos que era un decisión política del gobierno de la ciudad el no atender a la gente del PAMI en la Ciudad y derivarlos a la provincia, pero después comenzamos a ver que ese conflicto se repetía con todos los sanatorios privados”, denunció el mandatario, sobre otro de los frentes entre el Gobierno nacional y el porteño esta semana.

“No podemos hacernos los distraídos y mucho menos fingir o mentir con las estadísticas. La única estadística que cuenta es la de la persona que esta 20 horas dando vueltas en una ambulancia buscando un lugar donde ser atendido. Esto es algo que dicen los sanatorios privados, que atienden al 82% de los porteños”, completó al respecto.

El ministro de Salud de la Ciudad, Fernán Quirós, dijo ayer que en la Ciudad “se estabilizaron los casos, pero necesitamos que desciendan”.

En la entrevista, Fernández cuestionó a los sectores que, en plena pandemia de coronavirus, hacen un “debate político” y “judicializan” sus medidas para enfrentar la segunda ola que atraviesa la argentina, en relación al conflicto con la Ciudad sobre la presencialidad en las clases.

Asimismo, arremetió contra quienes pusieron en duda a la Sputnik V. “Los que me denunciaron por envenenar gente ahora dijeron que nunca envenené y en el medio hicieron eso para asustar a la gente. Celebran las vacunas que no llegan y, en cambio, nosotros celebramos las vacunas que traemos”, apuntó el Presidente. Y categórico, sentenció, en referencia a las declaraciones del expresidente uruguayo José “Pepe” Mujica de esta semana: “El odio nos está llevando al peor de los mundos”.

El crudo relato de un paciente con coronavirus en Mendoza: “Me despertó el ruido de la bolsa mortuoria”

Fernández también señaló que junto a Kicillof revisaron las estadísticas y se mostró “preocupado” por la cantidad de contagios de Covid-19, que superan los 25.000 por día a nivel nacional, con el AMBA como el mayor foco. “No podemos hacernos los distraídos y mucho menos mentir con las estadísticas”, remarcó el Presidente, que volvió a insistir con un mensaje contundente a la gente: “No nos relajemos. Estamos muy lejos de lograr que pase el problema de la pandemia”.

Y continuó: “Lo mejor es tratar de no salir de sus casas. Hay que circular lo menos posible. Evitar las reuniones sociales. Hay que entender que es un virus inclemente”.

Con información de Télam