Alberto Fernández, sobre las vacunas: "Me dijeron que era un envenenador serial y ahora me piden que consiga más veneno"

LA NACION
·5  min de lectura

Tras su visita a Tucumán, el presidente, Alberto Fernández, volvió a reparar, en conferencia de prensa, sobre la importancia de integrar a la Argentina y criticó la asímetría que se vive en las provincias del norte. El mandatario destacó, además, la gestión del Gobierno en relación al manejo de la pandemia y envió una claro mensaje sobre el plan de vacunación. "Hace 20 días me decían que era un envenenador serial y ahora me piden que por favor consiga más veneno", ironizó.

El Presidente señaló que el Gobierno garantizó que "ningún argentino se quede sin salud", y destacó la incorporación al sistema de salud de 3.600 camas de terapia intensiva."Cuando empezó la pandemia nos cambió toda la agenda como al mundo entero, con la diferencia que el mundo no tuvo que encontrarse con esta situación después de Macri", disparó Fernández contra el exmandatario.

Karina Moyano dice que el medio millón de dólares es de su padre, sus hermanos y el abogado Daniel Llermanos

Y en ese sentido, continuó: "Hicimos frente a lo desconocido. Una pademia es luchar contra un enemigo invisible, pero lo sobrellevamos y pudimos contenerlo. Logramos que ningún argentino se haya quedado sin atención de salud y pusimos en marcha la economía".

La vacuna

Fernández apuntó, así, contra las diversas críticas que desató la adquisión de la vacuna rusa. A fines de diciembre, la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, junto a tres diputados de su bloque, presentó una denuncia penal contra el Presidente por la falta de información sobre la compra de la Sputnik V.

Incluso, la exdiputada llegó a decir que la compra de la Sputnik V era "una imposición de Cristina a Alberto Fernández".

En tanto, el Presidente confirmó este fin de semana la compra de un millón de dosis de vacunas de Sinopharm de China, aunque todavía está pendiente la autorización del Ministerio de Salud para su aplicación.

Industria textil

"La mejor Argentina es la que contiene a todos", resaltó Fernández tras su visita a una planta de la empresa algodonera TN&Platex. Despues de reunirse con industriales y representantes de sindicatos, el Presidente ahondó en la urgencia de conectar a las provincias del norte con el resto del país.

Anulan la decisión judicial que favoreció a la hija de Hugo Moyano y ordenan que devuelva el dinero

Fernández, que antes del acto recorrió un polo textil, también se refirió al aumento de la productividad industrial, a la suba de precios internacionales de las materias primas y a su correlato en el mercado interno.

"El sector textil da mucho trabajo. Les marcaba (a los industriales textiles) que me encanta verlos crecer, pero me preocupa que los precios de los productos crezcan como crecen", indicó Fernández. "Es un problema que históricamente repetimos (...) Crece la producción, crece la demanda, aumentan los precios", completó.

"No podemos seguir con las mismas lógicas de siempre. Me criticaron porque lleno mis discursos de demandas morales: la política es moral y ética, y apelo a la moral y a la ética de los argentinos para que entiendan que no podemos caer en el mismo problema que siempre nos ha complicado", agregó Fernández.

El Presidente dijo además que hay que "garantizar que los precios internacionales no se vuelvan en desmedro de los argentinos". Finalmente, apuntó que "la Argentina que mejor funciona no es la que ajusta, sino que es la que contiene a todos y les da un lugar para crecer".

Biocombustibles

Fernández se refirió a la "gran inversión" que se realizó en el Norte argentino en el sector de los biocombustibles y consideró necesario "preservarla", haciendo que funcione mejor, produzca más y genere más empleo, al ofrecer una definición sobre el futuro de esa industria

"El Norte no tiene que preocuparse por qué va a pasar con el biodiesel o el bioetanol; allí ha habido una inversión muy grande y lo que hay que hacer es preservar esa inversión", precisó el mandatario sobre uno de los temas que mayor preocupación genera en el sector industrial del noroeste argentino, como lo es la producción de bioetanol a base de caña de azúcar.

"Hay que hacer que las cosas funcionen porque tal como están no funcionan; pero que las cosas funcionen no quiere decir que se deje de producir, eso creen otros. Para nosotros decir que las cosas funcionen quiere decir que se produzca, se venda y se crezca", concluyó al respecto.

La pelea con el campo

Durante la conferencia de prensa en Tucumán, Fernández destacó que se debe "garantizar que los precios internacionales no se vuelvan en desmedro de los argentinos" y criticó a aquellos que afirman que el Gobierno promueve "una nueva pelea con el campo".

"Cuando digo que quiero preservar la mesa de los argentinos ellos leen 'promueven una nueva pelea con el campo'. Cuando uno dice 'queremos revisar la ley de biocombustibles' ellos leen 'quieren terminar con los biocombustibles", lanzó el mandatario al encabezar el encuentro entre funcionarios nacionales, representantes empresariales y sindicales del norte argentino.

Visita a Tucumán

El mandatario fue recibido en el aeropuerto local por el gobernador Juan Manzur y el vicegobernador Osvaldo Jaldo, junto a quienes se dirigió hacia la fábrica algodonera TN&Platex, ubicada en la localidad de Las Piedritas.

Con posterioridad, el Presidente se reunió con representantes de las uniones industriales del NEA y del NOA y con dirigentes sindicales en un encuentro que se desarrollará en la localidad de San Javier, en las afueras de la capital provincial.

El mandatario viajó acompañado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el canciller Felipe Solá, y los ministros de Interior, Eduardo "Wado" de Pedro; de Economía, Martín Guzmán; de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; y de Trabajo, Claudio Moroni.

También forman parte de la comitiva los secretarios Generales de la Presidencia, Julio Vitobello, y de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi; la presidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz; el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, y el director del Banco Nación, Eduardo Hecker.