Alberto Fernández recibió a intendentes bonaerenses que el sábado acompañaron a Máximo Kirchner

Alberto Fernández junto a Intendentes del conurbano.
Alberto Fernández junto a Intendentes del conurbano. - Créditos: @María Eugenia Cerutti

Menos de 48 horas después de la dura embestida de Máximo Kirchner contra el presidente Alberto Fernández en el Congreso del PJ bonaerense, el mandatario se reunió con un grupo de intendentes del conurbano y legisladores de la provincia de Buenos Aires, que asistieron al acto del líder de La Cámpora. “Para aventureros está el turismo” , dijo Kirchner este sábado en Mar del Plata, ante un estadio que aplaudió cada dardo al Gobierno.

El encuentro, que contó con la participación del jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el ministro de Economía, Sergio Massa, no había sido anunciado en la agenda oficial de Fernández, pero desde Casa Rosada aseguraron que estaba previsto desde la semana pasada para este domingo. “Antes de los dichos de Máximo”, resaltaron.

Luces naranjas para Massa: de la rendición retórica a la claudicación fáctica

Agregaron que la reunión se pospuso para este lunes porque “Alberto tuvo algo ayer a la tarde”. En medio de la crisis que atraviesa al Frente de Todos, desde la Casa Rosada destacaron que el mensaje del encuentro entre el Presidente y los caciques bonaerenses fue de paz: “La lógica fue ‘gestionemos, trabajemos, mostremos todo lo que estamos haciendo, que es un montón’”, indicaron.

“Son reuniones que viene armando [Jorge] Ferraresi y [el jefe de Gabinete bonaerense, Martín] Insaurralde. Martín lo vio varias veces a Alberto, hablan con él, con Sergio, le plantean problemas de las intendencias”, agregaron desde el Gobierno. Reconocieron que los mandatarios municipales “tienen algunos temas de caja y quieren que se anticipe algo de dinero”.

No solo eso: desde la Casa Rosada apuntaron a los intendentes más lejos de Máximo Kirchner que la postal que dejó el acto de Mar del Plata. “Los intendentes básicamente quieren gestión y trabajo: están hartos de las críticas y guerras internas. Se sintieron descolocados el sábado ”, agregó la fuente, en alusión a las críticas del titular del PJ provincial.

En el encuentro también participaron el vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Olmos; el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; el de Economía del Conocimiento, Ariel Sujarchuk; los ministros bonaerenses Insaurralde y Leonardo Nardini (Infraestructura); el titular del Grupo Provincia, Gustavo Menéndez; y el legislador bonaerense Mariano Cascallares.

Aníbal Fernández salió al cruce a Máximo Kirchner: “Él puede ser que se las sepa todas, pero no somos nosotros los boludos”

A la lista se suman los intendentes de Ituzaingó, Alberto Descalzo; de La Matanza, Fernando Espinoza; de Florencio Varela, Andrés Watson; de Pilar, Federico de Achával; de Avellaneda, Jorge Ferraresi; y de San Fernando, Juan Andreotti.

Entre los ausentes estuvo el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, quien el sábado se mostró cerca de Máximo Kirchner en Mar del Plata, por su rol de secretario general del PJ bonaerense. Desde Casa Rosada explicaron que su ausencia se debió a problemas de agenda. “Él estaba para ayer, que era el día original, pero cuando cambió el día y horario, se le complicó con algo de gestión. Iba a llegar más tarde, pero no lo logró”.

Tras el encuentro, y en diálogo con los periodistas acreditados en Casa de Gobierno, Descalzo dijo que le hicieron saber al Presidente “las necesidades del conurbano bonaerense, sobre todo en lo que hace a la vulnerabilidad social del segundo cordón” . Abogó por “mantener las obras públicas que se están llevando adelante”.

”Lo que hemos charlado y propuesto quedó en contestarnos algunas cosas el ministro de Economía”, agregó Descalzo. Aunque destacó en más de una oportunidad que el conurbano vive un “crecimiento por la inversión privada y pública”, también mencionó la “desocupación”, “la pobreza” y “la inflación” que afectan a la provincia.

Desde el equipo de Insaurralde fueron más sintéticos: indicaron que los intendentes le pidieron a Fernández y a Massa “fondos para obras y seguridad”.