Alberto Fernández recibió a la conducción de la Iglesia

Mariano De Vedia

El presidente del Episcopado, Oscar Ojea y el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Poli, visitaron hoy al presidente Alberto Fernández en la residencia de Olivos, para expresar la cercanía de la Iglesia y ofrecer su disposición para colaborar en el combate a la pandemia del coronavirus.

"Fue un diálogo cordial. La Iglesia hizo hincapié en la necesidad de afianzar la asistencia espiritual y puso a disposición del Gobierno toda su infraestructura ante la emergencia sanitaria", reveló una fuente cercana a la Casa Rosada.

La iniciativa, según pudo saber LA NACION surgió del Presidente y se visibilizó a través del canal de diálogo abierto que mantienen el obispo Ojea y el secretario de Culto, Guillermo Oliveri, quien estuvo presente en la reunión.

Participaron, además, el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, y el obispo de Chascomús y Secretario General del Episcopado, Carlos Malfa, y no se tomaron fotografías del encuentro, que duró unos 40 minutos.

"Fue una reunión sin agenda. Los obispos comprometieron su oración y cercanía", resumió una fuente eclesiástica.