Alberto Fernández reúne a los países de la Celac y se expone a nuevas críticas por el avión retenido

·4  min de lectura
EN VIVO | Intervención en la LX Cumbre de Jefes de Estado del #Mercosur y Estados Asociados. Alberto Fernández, Santiago Cafiero.
EN VIVO | Intervención en la LX Cumbre de Jefes de Estado del #Mercosur y Estados Asociados. Alberto Fernández, Santiago Cafiero. - Créditos: @captura de video

Con las airadas protestas del gobierno venezolano en torno al avión retenido en Ezeiza como telón de fondo, el presidente Alberto Fernández reunirá este jueves a los representantes de los 32 países que conforman la Celac , la comunidad de naciones desde la cual el primer mandatario proyecta sus pretensiones de “liderazgo regional” mientras hace equilibrio con Estados Unidos.

El “secuestro” del avión de la empresa Emtrasur, la retención de sus 19 tripulantes (14 venezolanos y cinco iraníes), y las protestas del gobierno chavista contra la Justicia argentina sobrevolarán las discusiones de los coordinadores nacionales de la Celac, a puertas cerradas en el CCK en la mañana del jueves, y con la apertura formal a cargo del canciller Santiago Cafiero. Habrá además un informe de las actividades de la presidencia pro témpore argentina, a cargo del subsecretario de Asuntos Latinoamericanos, Gustavo Martínez Pandiani.

El ingrato momento de hacerse cargo

Estará entre los presentes, al menos según lo anunciado, el ministro del Poder Popular venezolano Rander Peña, leal al tándem gobernante de Caracas que componen el presidente Nicolás Maduro y su número dos, el no menos poderoso Diosdado Cabello.

Luego de las durísimas críticas de funcionarios de ese país al gobierno argentino y al propio Presidente (el diputado Pedro Carreño lo llamó “pelele, títere y jalabolas”, entre otros epítetos), el embajador argentino Oscar Laborde los recibió en su despacho.

Luego de escenificar una protesta formal ante la treintena de funcionarios de Maduro que lo visitaron, Laborde asumió como propios los argumentos del chavismo , al afirmar que el avión está “efectivamente secuestrado” porque, como dijo ayer a LA NACION, “es lo que dice el Código Penal. Y si no estuviera secuestrado, habría podido salir de la Argentina”, concluyó el embajador, que también coincidió en centrar sus críticas en el juez Federico Villena, a cargo de la investigación del avión y su tripulación, investigada por presuntos nexos con actividades terroristas.

Intentando salir del entuerto, y dando por hecho que las relaciones “normalizadas” con Venezuela seguirán su curso, desde el Gobierno y la Cancillería apuntan a “institucionalizar” la Celac. Es decir, poner a consideración del plenario la posibilidad de que esta comunidad, fundada e impulsada por el fallecido Hugo Chávez y que Argentina preside hasta fines de año, tenga una secretaría general al estilo del Mercosur, y sobre todo pueda decidir avanzar en distintos temas por “consenso” y no por “unanimidad” como hasta ahora.

Fernández, que no descarta “aceptar” otro nuevo mandato de un año en enero próximo, cerrará por la noche el seminario “unidad en la diversidad”, donde compartirá panel con sus pares Andrés Manuel López Obrador (México) y Mía Mottley (Barbados), ambos de modo virtual; y los expresidentes José Pepe Mujica (Uruguay), Ernesto Samper (Colombia) y José Luis Rodríguez Zapatero (España). También de modo virtual podrían enviar un saludo el exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, ya metido en la campaña electoral para volver al poder en lucha con Jair Bolsonaro, y el flamante jefe de Estado de Colombia, Gustavo Petro.

Antes de eso habrá otros tres paneles, de los que participarán entre otros el excanciller de Brasil Celso Amorím; el excanciller de Chile José Miguel Insulza y el excandidato presidencial de ese país Marco Enriquez Ominami, amigo personal del Presidente y fundador del Grupo Puebla, muy activo en el inicio del gobierno del Frente de Todos y algo diluido en los últimos meses.

La oposición repudió la publicación de una lista con los subsidios que recibirían políticos, empresarios y deportistas en sus cuentas de luz

El Gobierno le asigna especial importancia al encuentro, que también tendrá representantes de países cuestionados por Washington, como Cuba y Nicaragua. De hecho, Laborde asoció anteayer el pedido de incautación del avión hecho por Estados Unidos a “un intento por perjudicar relaciones (las de Argentina con Venezuela) que se han recuperado recientemente”, y agregó que no podía descartar que las “demoras” judiciales respondan al “carácter político” del expediente, “sobre todo contra Venezuela”.

Las miradas también estarán puestas en los representantes de Nicaragua, sobre todo después de que el presidente Daniel Ortega afirmara el martes que “da vergüenza estar en la Celac” porque el Gobierno “se lava las manos diciendo que (el escándalo por el avión) es un asunto de la Justicia”. El desafío del presidente nicaragüense, que obtuvo en noviembre su reelección con sus principales opositores encarcelados o exiliados, también dará un contexto inquietante al encuentro de la Celac, previsto como escenario del liderazgo regional al que aspira el Presidente.