Alberto Fernández: “No me parece razonable judicializar decisiones de política sanitaria en medio de una pandemia”

·2  min de lectura
El presidente Alberto Fernández asegura que "la mayoría percibe que estamos ante un grave problema sanitario"
YouTube Casa Rosada

A raíz de la presentación del jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, para declarar la inconstitucionalidad del decreto que dispone nuevas medidas para frenar el avance de la segunda ola de coronavirus, entre ellas la suspensión de las clases presenciales, el presidente Alberto Fernández tildó de irrazonable el accionar del mandatario porteño, y aseguró: “La mayoría percibe que estamos ante un grave problema sanitario que requiere de un mayor esfuerzo”.

“No me parece razonable judicializar decisiones de política sanitaria en medio de una pandemia. Les estamos exigiendo a los jueces que tomen decisiones que los exceden por el mismo marco objetivo de pandemia”, dijo Fernández en una entrevista a Data Clave.

En las últimas horas de ayer, la Procuración dictaminó que la Corte Suprema de Justicia debe intervenir en la causa iniciada por la ciudad de Buenos Aires en la solicitó que se declare inconstitucional el decreto de necesidad y urgencia del presidente Alberto Fernández que dispuso la suspensión de las clases presenciales por 15 días en el AMBA.

A su vez, el primer mandatario considera que “la mayoría percibe que estamos ante un grave problema sanitario que requiere de un mayor esfuerzo de todos y todas”. Por eso, entiende que el acatamiento a las nuevas restricciones “fue muy alto”.

“Hemos adoptado estas medidas para todo el AMBA. Porque entendemos que por esa vía vamos a poder poner en sintonía al sistema de salud de la ciudad que hoy está al borde de su saturación por la utilización de camas que se usaron en la atención de otras patologías que no son Covid-19. Por eso les pido que hagamos este esfuerzo por el bien de todos. Quiero garantizarle a quien lo requiera la atención médica que necesite”, dijo.

Sobre las manifestaciones de los últimos días en repudio a las medidas adoptadas y por las que se había vallado la Quinta de Olivos, el Presidente aseguró que él no dio la orden de su colocación y que cuando se enteró, él mismo ordenó que las vallas sean retiradas. “Ordene que no quiero vallas. Las habían puesto preventivamente por la violencia de la manifestación en la que estuvo Patricia Bullrich la otra noche y por temor a que volvieran”, dijo.