Alberto Fernández: “El problema de los derechos humanos en Venezuela fue desapareciendo”

·5  min de lectura
Alberto Fernández
Alberto Fernández

“Poco a poco, el problema de derechos humanos en Venezuela fue desapareciendo”, aseveró el presidente Alberto Fernández sobre los informes de las Naciones Unidas en el estado bolivariano. La afirmación generó una ola de críticas. Algunos cuestionaron el desafortunado empleo del término “desaparecer”, mientras que otros hablaron de complicidad.

“Lo digo con mucha franqueza: muchos de izquierda me criticaron porque apoyé el informe de Bachelet (Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos) cuando marcó acciones del gobierno venezolano que atentaban contra los derechos humanos, pero también trabajé para ayudar a Bachelet para que encare en Venezuela una oficina permanente que haga un seguimiento sobre el funcionamiento de los derechos humanos. Y ese problema poco a poco en Venezuela fue desapareciendo. Hay un camino para resolver los problemas que no pasa por meterse en los países ni de forma armada ni con bloqueos”, dijo Fernández en declaraciones a Radio 10.

Por su parte, hace unos días, el canciller Felipe Sola consideró que “la situación en Venezuela termina siendo tóxica”. Y auguró cambios en el país caribeño, aunque “lentos”.

Las declaraciones de ambos políticos no fueron casuales. Forman parte de la estrategia puesta en marcha en el interior del Grupo de Puebla con la intención de blanquear al régimen de Nicolás Maduro. Liderada por el expresidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, principal aliado del chavismo en Europa, y por los exmandatarios Rafael Correa (Ecuador) y Evo Morales (Bolivia), busca allanar el camino para el reconocimiento internacional de Maduro en medio de la puesta en marcha de un nuevo proceso de diálogo, que estaría facilitado por Noruega.

“Fue desapareciendo”: una frase de Alberto Fernández sobre los DD.HH. generó indignación en Venezuela

Argentina y Venezuela

En marzo, la Argentina abandonó el grupo Lima, fundado en el 2017 e integrado por aquellos países que buscan forzar la salida de Nicolás Maduro, ante la crisis institucional y humanitaria en Venezuela. En sus últimas declaraciones, el Grupo consideró ilegítimas las elecciones realizadas en mayo de 2018, que dieron la victoria al presidente Nicolás Maduro para el período 2019-2025.

A la par, Fernández consolidó su participación en el Grupo Puebla, la contracara del Grupo Lima, integrada por lideres e intelectuales con eje progresista, que rechaza la intervención de Venezuela y propone “una salida justa, pacifica y democrática a la crisis” de ese país. Algunos de los integrantes son Rafael Correa, Ernesto Samper, Dilma Rousseff y Fernando Lugo.

En octubre del año pasado, ante la reunión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, el presidente Fernández instruyó a la Cancillería para “condenar los bloqueos y las sanciones que, pretendiendo presionar a las autoridades, agreden al pueblo venezolano y contribuyen a un sufrimiento aún mayor del mismo, dada la grave situación económica y social en la que se encuentra”.

“El grupo resalta el compromiso del Presidente Alberto Fernández con los principios progresistas del rechazo a las intervenciones militares extranjeras, la no intromisión de los asuntos internos de los Estados, la solución pacífica de controversias y la plena vigencia de los derechos humanos, que han orientado la participación de Argentina en el Grupo Internacional de Contacto que busca una salida pronta, pacífica y democrática de la crisis que atraviesa el hermano país de Venezuela”, publicó entonces, en un comunicado, el Grupo Puebla.

Las críticas

La frase de hoy de Alberto Fernández despertó enseguida el repudio de varios referentes de la oposición. El diputado Waldo Wolff, en su cuenta de Twitter, tildó a las declaraciones de “desafortunadas” y las consideró “una ofensa a la tradición de nuestro país”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Por su parte, el diputado Álvaro de Lamadrid dijo en su cuenta de Twitter no estar sorprendido por los dichos de Fernández. “Son socios de Maduro y Miraflores y el mundo lo sabe. Pero el pueblo argentino sí condena la narcodictadura chavista y el Presidente no representa su pensamiento”, dijo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Es una declaración psicopática o como mínimo es cinismo en estado puro”, dijo en la misma línea el diputado Alberto Asseff.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Por otra parte, la enviada de la Asamblea Nacional de Venezuela en la Argentina designada por el presidente encargado Juan Guaidó, Elisa Trotta Gamus, calificó de “falsas” las afirmaciones del primer mandatario y “ofensiva” para lasmiles de víctimas de la dictadura criminal de Maduro.

“Repudiamos las recientes declaraciones del presidente Alberto Fernández, donde aseguró que ‘el problema de DD.HH. ha ido desapareciendo’ en Venezuela. Es una afirmación falsa que, además, significa una ofensa para las decenas de miles de víctimas de la dictadura criminal de Maduro”, dijo Gamus en su cuenta de Twitter.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.