Alberto Fernández: “Tenemos que ponernos muy duros con los violentos”

El presidente Alberto Fernández encabezó la Sesión Plenaria CELAC-UE.
El presidente Alberto Fernández encabezó la Sesión Plenaria CELAC-UE. - Créditos: @captura de video

Tenemos que ponernos muy duros con los violentos, con los cultores del odio”, dijo este jueves el presidente Alberto Fernández al encabezar la inauguración de la sesión plenaria de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión Europea (UE).

En el marco de la reunión, que sesiona esta mañana en el Centro Cultural Kirchner, el mandatario aseguró que América Latina es “zona de paz, donde los conflictos se resuelven conversando” y pidió “poner en valor el diálogo”.

“Llamo a la reflexión a mi continente. No quiero que en ningún lado no se respete la democracia ni el veredicto popular ni se tergiversen los procesos electorales en marcha”, aseguró frente a los representantes de los Estados del Caribe, América Latina y Europa.

Tenemos que ponernos duros con los violentos, tenemos que ponernos duros con los cultores del odio, no hay más lugar para seguir sufriendo. Es hora de que empecemos a pensar en el futuro, tenemos mucho de lo que el mundo necesita”, dijo Fernández.

Sentado junto al alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, quien también habló de intensificar el diálogo entre Europa y América Latina, Fernández aseguró que hay una gran desigualdad y expuso que la región que representa la Celac y su participación en el mundo debe ser repensada.

“Tenemos que pensar para poder trabajar juntos -dijo dirigiéndose a los representantes de los Estados europeos- que vivimos realidades muy distintas y que percibimos una injusticia muy grande en América Latina; no podemos estar en paz con nuestra conciencia mientras esa desigualdad persista”.

También, volvió a decir que la guerra en Ucrania, por la invasión rusa, perjudicó aún más las economías de los países en desarrollo y que la brecha de desigualdad ha crecido entre los países desarrollados y los pobres o emergentes.

“Si el mundo ha vivido mal por mucho tiempo, es por la bipolaridad entre dos potencias y no debemos permitir una bipolaridad que se instale en el mundo”, expresó.

El mundo no necesita más guerras, el mundo no necesita más dolor. Es demasiado el dolor que hay en el mundo. En el norte se tiran misiles pero acá en el sur pasamos hambre. Allá en el norte se disputan el gas, pero acá falta la energía para poder desarrollarnos y les hablo con franqueza porque así se ayudan los amigos”, argumentó.

“El mundo del presente y el futuro demuestra que la riqueza de las sociedades no es tener oro, petróleo o gas, sino tener conocimiento, desarrollar la educación, la ciencia y la tecnología. Ahí está la riqueza y ahí América Latina se tiene que hacer fuerte, y si nos hacemos fuertes en eso, el litio de Bolivia, Chile y Argentina va a valer mucho más, y el gas de Argentina en Vaca Muerta”, expresó y luego advirtió: “No estamos condenados a ser la economía primaria del mundo a la que nos quieren condenar, estamos obligados a industrializar nuestra producción primaria, a agregarle valor para dar trabajo. El trabajo es central para el desarrollo de nuestras sociedades”.

Por último el Presidente llamó a la colaboración: “Europa tiene que ayudarnos a poder conseguir el desarrollo, si no todo encuentro será una quimera. Si no entendemos de dónde partimos, todo encuentro será inútil. Yo tengo mucho optimismo en este encuentro. Si América Latina tiene que tener un socio, ese socio debe ser Europa, pero necesitamos que sepan qué vive América Latina”.