Alberto Fernández y Cristina Kirchner volvieron a compartir un acto para escenificar una frágil tregua tras la crisis política

·5  min de lectura
El presidente Alberto Fernández y la vice Cristina Kirchner en la antesala del acto en el Museo del Bicentenario.
Fabián Marelli

Cristina Kirchner llegó 17.45 y como de costumbre enfiló directo hacia el despacho de Eduardo de Pedro en la planta baja de la Casa Rosada. Después de pasar unos 20 minutos con el ministro del Interior, la vicepresidenta subió la escalera hasta el primer piso donde se encontró con el presidente Alberto Fernández, que ya la aguardaba fuera de su despacho.

Así, dos semanas después de la carta pública que detonó una crisis política que derivó en el recambio del gabinete nacional, fue el reencuentro del jefe del Estado y la vicepresidenta. Después de un saludo protocolar, caminaron juntos hasta el Museo del Bicentenario, donde los esperaban el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el ministro de Agricultura, Julián Domínguez.

El acto, la firma de un proyecto de ley que busca aumentar las exportaciones del sector agroindustrial, fue el escenario que armaron para mostrarse juntos después de la tensión interna que casi deriva en una crisis institucional.

Con un mensaje de unidad, el Presidente volvió a hablar públicamente tras siete días de silencio con la vicepresidenta a su lado. Ambos buscaron representar una frágil tregua que se mantendrá al menos hasta el 14 de noviembre, día de las elecciones.

Anuncio del presidente Alberto Fernández junto a la vicepresidenta Cristina Fernández
Fabián Marelli


La vicepresidenta Cristina Kirchner, delante de Alberto Fernández, antes de que comenzara el acto. (Fabián Marelli/)

“Esta ley es el resultado de un trabajo de más de un año, es el resultado de escucharnos y buscar puntos de encuentro, de ver cómo conciliamos intereses, que no necesariamente son siempre los mismos”, sostuvo el Presidente al tomar la palabra. Y resaltó: “Esta ley reivindica la cultura del encuentro y el diálogo”.

Durante su presentación el mandatario repitió en varios pasajes la palabra “escuchar”, parte de la estrategia que desplegó con las recorridas por el conurbano bonaerense para intentar recomponer el vínculo con la sociedad. También habló de volver a “la cultura del encuentro”.

Cristina Kirchner, con su mano derecha apoyada en el mentón, siguió cada una de sus palabras con seriedad. Solo en el final, tras 11 minutos de discurso, aplaudió al Presidente. La última vez que habían compartido un escenario fue el 14 de septiembre, dos días después del terremoto electoral que provocó la derrota.

Quién es José Luis Martiarena, el diputado que propuso nacionalizar los depósitos y se atrevió a criticar la conducción de Máximo Kirchner

Solo en el final, el Presidente le dedicó un párrafo a la oposición. En ese sentido, pidió “dejar de lado a los cultores del no se puede” y “construir el país que nos merecemos, el país que le diga sí al productor agropecuario, a la ciencia y la tecnología, al que trabaja, y decirle no a la división para seguir parados en el mismo lugar”.

La tercera visita de la vicepresidenta a la Rosada

Tras el acto, la vicepresidenta volvió al despacho de Wado de Pedro. “Cristina, ¿me puedo sacar una foto con usted?”, Silvia una de las empleadas de limpieza del Ministerio del Interior se acercó tímidamente a la vicepresidenta. Divertida, según testigos del encuentro, la expresidenta la abrazó y le respondió. “¡Obvio! Seguro sos la que más trabaja acá en el Ministerio”.

Cristina Kirchner
Cristina Kirchner


Cristina Kirchner

Se trató de la tercera visita de Cristina Kirchner a la Casa Rosada desde que Alberto Fernández ocupó el despacho presidencial, lugar al que nunca ingresó. El lugar de la vicepresidenta en Balcarce 50 es el despacho del ministro del Interior, su persona de máxima confianza en el Ejecutivo y uno de los líderes de La Cámpora. A diferencia de lo que ocurrió en sus otras visitas –en la presentación del acuerdo con los bonistas privados y en el velorio de Diego Maradona–, esta vez se quedó durante casi una hora más, se sacó fotografías y hasta jugó con Camilo, uno de los hijos de De Pedro.

El Presidente y la vicepresidenta encabezaron la presentación del proyecto de ley del “Régimen de fomento al desarrollo agrobioindustrial”, cuyo objetivo es intensificar el desarrollo de esa cadena a partir de la promoción de nuevas inversiones, la creación de 700 mil puestos de trabajo y la incorporación de tecnologías de última generación.

“Nadie quiere un país donde algunos ganen y millones pierdan. Necesitamos construir un país con la equidad y la igualdad social necesarias para que todos ganen”, sostuvo. Y agregó: “Es el resultado del trabajo de más de un año del que participaron ministros, sectores de la agroindustria, productores, universidades, científicos, y es resultado de escucharnos, buscar puntos de encuentro y ver cómo conciliamos intereses”.

Julián Domínguez, Cristina Kirchner, Juan Manzur y Alberto Fernández
Presidencia


Julián Domínguez, Cristina Kirchner, Juan Manzur y Alberto Fernández (Presidencia/)

Asistieron los ministros del Interior, Eduardo de Pedro; de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; de Economía, Martín Guzmán; de Justicia y Derechos Humanos, Martín Soria; de Defensa, Jorge Taiana; de Educación, Jaime Perczyk; de Trabajo, Claudio Moroni, y de Relaciones Exteriores, Santiago Cafiero.

También estuvieron los secretarios General de la Presidencia, Julio Vitobello; de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, y de Legal y Técnica, Vilma Ibarra; el vicejefe de Gabinete, Jorge Neme; la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos, Mercedes Marcó del Pont; el senador nacional Oscar Parrilli y diputado nacional Eduardo Valdés.

En representación de los gremios Héctor Daer, Hugo Yasky, Antonio Caló y José Luis Lingeri. También estuvo el líder camionero, Hugo Moyano, con su hijo Jerónimo. Cuando terminó el acto, el presidente de Independiente se acercó al escenario y al verlo el Presidente y la vice fueron a su encuentro. “¡Cómo crecen los chicos!”, fue el comentario de Cristina Kirchner sobre el menor del clan Moyano.

La encrucijada: quién gobierna el día después

Además, a través de videoconferencia se encontraron los gobernadores de Buenos Aires, Axel Kicillof; de Catamarca, Raúl Jalil; de Entre Ríos, Gustavo Bordet; de Formosa, Gildo Insfrán; de La Pampa, Sergio Ziliotto; de Misiones, Oscar Herrera Ahuad; de Neuquén, Omar Gutiérrez; de Salta, Gustavo Sáenz; de San Juan, Sergio Uñac; de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, y el vicegobernador de Tucumán en ejercicio, Osvaldo Jaldo.

“Nuestra obligación es cuidar el interés general y la seguridad alimentaria de los argentinos, por eso, nuestro deber es administrar con responsabilidad e inteligencia los saldos exportables de nuestra Nación”, manifestó Domínguez sobre el proyecto que busca alcanzar la meta de 200 millones de toneladas de producción de cereales, oleaginosas y legumbres.s e institucionales; y esta ley pretende enfocar nuestra política agroindustrial en ese sentido”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.