Lejos de la UIA: Alberto Fernández explicó por qué no fue al acto central por el Día de la Industria

·4  min de lectura
El presidente Alberto Fernández junto a Jorge Capitanich durante un acto en Chaco
El presidente Alberto Fernández junto a Jorge Capitanich durante un acto en Chaco

El presidente Alberto Fernández, lejos de las celebraciones de la Unión Industrial Argentina, encabezó en Resistencia, Chaco, un evento por el Día de la Industria junto a empresarios del Norte Grande.

En el arranque de su alocución, Fernández le envió un saludo a la mesa nacional de la UIA y luego explicó por qué decidió no participar del evento principal y viajar hacia el Noroeste argentino.

“Allá en Buenos Aires se hizo la celebración de la Unión Industrial y mis saludos a todos los industriales de la Argentina. Pero a mí me parecía muy importante que celebremos el Día de la Industria en el interior de la patria. Porque para el desarrollo económico, la radicación de la industria en distintos lugares de la patria es un objetivo central. Si no, todo se vuelve un discurso y no se hace realidad”, arrancó Fernández.

Luego siguió: “Yo tengo algo que me obsesiona desde el primer día, lo sabe el gobernador bien, yo soy hijo de un riojano y, desde muy chico, vi los padecimientos del norte argentino. Y siempre es Argentina la que tiene un centro desarrollado y dos argentinas periféricas que no logran desarrollarse del mismo modo que el centro. Se convirtió en mí en una obsesión”.

Fernández, ya en tono de campaña, habló del país que ellos proponen y del que propone la oposición: “Esa Argentina, donde un emprendedor arriesga e invierte para dar trabajar, producir y crecer, es la Argentina que uno prefiere, a la Argentina de la especulación, a la financiera. Donde, a veces, es más negocio apostar unos bonos que producir todo esto, que construir estas máquinas. En verdad, eso es un modelo de país donde muy poquitos ganan y millones pierden”.

“En cambio, con la industria en funcionamiento ganan todos. Gana el que invierte y arriesga, y bienvenido que gane, gana el que trabaja, gana la sociedad porque se organiza detrás de ese trabajo, gana el Estado porque prescinde de tener que importar productos y son divisas que no se van de país. Ese es el modelo virtuoso que soñamos y apostamos. Eso nos diferencia de otros que, en estos días, están compitiendo con nosotros”, comparó, respecto a la gestión de Juntos por el Cambio.

Fernández, una vez más reiteró: “La pandemia va cediendo como riesgo. La vida normal y la actividad vuelve a recuperar y en esos que quedaron más postergados, estoy hablando de la industria hotelera, turística, gastronomía son todos sectores objeto de nuestra mayor atención”.

El mandatario también narró: “Ayer estuve con investigadores del Conicet. Ellos diseñaron estos barbijos, que según me explicaron tiene una suerte de entretela de cobre mucho más efectivo a la hora de prevenir el virus. Se unió la ciencia y el Estado con una Pyme argentina y produjeron eso. Esos mismos investigadores vinieron un día a verme con un kit para hacer los testeos de PCR más rápidos y la verdad lo miré con la desconfianza de un abogado y ahora van 24 millones dólares facturados como consecuencia de haber producido con laboratorios argentinos esos kits que se vendieron en la argentina y se exportaron. Preferimos impulsar la producción que apostar a unos bonos. Es lo que nos diferencia de algunos que están compitiendo con nosotros en tiempos de elecciones”.

La recorrida previa

El jefe de Estado, junto al gobernador Jorge Capitanich, incluyó previamente una recorrida, en Resistencia, de la empresa metalúrgica familiar Palacios Hermanos, que produce estructuras metálicas y aberturas para la industria de la construcción, y que planea duplicar la cantidad de puestos de trabajo para el 2022, según se informó en un comunicado.

De acuerdo a lo que explicaron en Gobierno, el viaje al Chaco forma parte de la agenda federal que viene desplegando Fernández en los últimos días y que lo llevó la semana pasada a San Juan, Catamarca y La Pampa.

Palacios Hermanos, que cuenta con un total de 165 trabajadores fijos más los grupos de personas que se emplean exclusivamente para el área de montaje, se encarga hace más de 30 años del diseño y la ejecución de obras para industrias y comercios de la provincia.

En sus tres plantas metalúrgica, de aberturas y de premoldeado de hormigón produce más de 120 toneladas mensuales de chapa y unas 15 toneladas de aluminio.

La empresa recibe financiamiento a tasas bonificadas y reintegros por parte del Estado nacional para su producción industrial.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.