Libertades políticas e integración regional centraron el debate de la VII Cumbre de la CELAC

REUTERS - AGUSTIN MARCARIAN

En medio de críticas a la situación política en Venezuela y Nicaragua y con la vuelta de Brasil a la Cumbre de Estados Latinoamericanos y Caribeños, se dio la VII edición de la CELAC. Una cumbre en la que la integración regional en materia económica y la defensa de la democracia estuvieron también en el centro del debate.

Venezuela, Cuba y Nicaragua son hoy día los tres miembros más incómodos de la Cumbre de Estados Latinoamericanos y Caribeños, la CELAC. Si en la previa la polémica había girado en torno a la invitación a sus presidentes, durante jornada del martes la discusión sobre ellos tuvo dos tonos bien marcados: libertades políticas e intervencionismo extranjero.

Respecto al primer punto, la discusión viró entre el apoyo y la condena, en ambos supuestos, de manera más implícita que directa.

El más explícito de entre los mandatarios fue el chileno Gabriel Boric, en consonancia con su discurso crítico desde que llegara al poder en Chile. El izquierdista pidió la liberación de los "opositores que aún se encuentran detenidos de forma indigna" en Nicaragua.

Respecto a Venezuela pidió elecciones "libres, justas y transparentes" y señaló en tono general que los atropellos a los derechos humanos se tienen que condenar "independientemente del signo político de quien gobierne".

Mario Abdo Benítez y Gustavo Petro también hablaron al respecto

El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez llamó a abordar la situación de la diáspora venezolana, sin referirse tan directamente a la situación política del país.

Rechazo a los intervencionismos

La situación interna de Cuba quedó eclipsada por las de Venezuela y Nicaragua, pero sí estuvo presente en cuanto al intervencionismo extranjero.


Leer más sobre FRANCE 24 Español

Leer tambien:
La CELAC busca un impulso renovado en su VII cumbre en Argentina
Cumbre de la CELAC: ‘Lula’ y Fernández elevan el pulso por la integración y una moneda común