Alberto Fernández habló tras el mensaje del Papa en IDEA: “Está claro que nadie disfruta los planes”

·4  min de lectura
El presidente Alberto Fernández lidera la firma de convenios con agentes del sector gastronómico y hotelero
El presidente Alberto Fernández lidera la firma de convenios con agentes del sector gastronómico y hotelero

El presidente Alberto Fernández sostuvo este jueves que los conceptos vertidos por el papa Francisco en el Coloquio de IDEA ya los habían charlado en privado y afirmó: “Está claro que nadie disfruta los planes”.

El jefe de Estado se expresó en estos términos al encabezar la firma de un convenio de reconversión de planes sociales por trabajo con representantes de cámaras empresarias y sindicatos del sector gastronómico y hotelero. En la mesa lo acompañaban el ministro de Desarrollo, Juan Zabaleta y el gremialista Luis Barrionuevo.

Hace unos días, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, elevó un proyecto para convertir gradualmente los planes sociales en trabajo formal. Durante el acto, este jueves, Fernández se refirió a esa necesidad.

En relación a lo que dijo el Papa en el Coloquio de IDEA: los planes sociales son un analgésico para pasar el momento, no puede ser la regla, tiene que ser una excepción, La regla tiene que ser trabajar. Pero cuando hablo de trabajo hablo de recuperar un empleo formal que no es lo mismo. Porque se garantiza la jubilación, vacaciones, aguinaldo. Es una diferencia muy grande. ”, dijo Fernández que culpó a la gestión de Mauricio Macri por haber multiplicado ese tipo de ayuda en sus cuatro años de gestión.

“Muchos se esfuerzan en hacernos sentir a nosotros los peronistas que somos responsables de la situación social y de los planes sociales que se dan en la Argentina. Yo no creo que nadie que reciba un plan no lo esté necesitando y que la mayoría trabaja en lo que pueda”, dijo y agregó: “Cuando Cristina dejó el gobierno había 200 mil planes y no le reclamaban planes. Le reclamaban no pagar ganancias. En los siguientes 4 años los planes sociales”.

Según Fernández, “pensar que en el siglo XXI alguien no encuentre su sustento diario es imperdonable, y estamos empeñados en ese esfuerzo”.

Las palabras del Papa

El papa Francisco pidió “brindar fuentes de trabajo diversificadas”, tras asegurar que “los subsidios solo pueden ser una ayuda provisoria”, al participar en el 57 Coloquio de Idea con un videomensaje, en el que calificó como “indispensable” el diálogo entre empresarios y trabajadores.

“Varias veces me he referido a la noble vocación del empresario que busca con creatividad producir riqueza y diversificar la producción, haciendo posible al mismo tiempo la generación de puestos de trabajo”, planteó el pontífice en su mensaje.

Luego de saludar “el espacio de diálogo” propuesto por “la Fundación Idea y la Unión de trabajadores de la Economía Popular”, el Papa argentino destacó el valor del trabajo para la “dignidad”.

Porque no me cansaré de referirme a la dignidad del trabajo. Lo que da dignidad es el trabajo. El que no tiene trabajo, siente que le falta algo, le falta esa dignidad que da propiamente el trabajo, que unge de dignidad”, sostuvo Jorge Bergoglio.

En ese marco, criticó interpretaciones sobre sus palabras y afirmó que “algunos me han hecho decir cosas que yo no sostengo: que propongo una vida sin esfuerzo, o que desprecio la cultura del trabajo”.

“Imagínense si se puede decir eso de un descendiente de piamonteses, que no vinieron a nuestro país con ganas de ser mantenidos, sino con un enorme deseo de arremangarse para construir un futuro para sus familias”, respondió.

Es curioso, no ponían la plata en el banco los migrantes, sino que: ladrillos y terreno. La casa, lo primero. Miraban adelante hacia la familia. Inversión de familia”, argumentó Francisco.

Así, para el Papa, “el trabajo expresa y alimenta la dignidad del ser humano, le permite desarrollar las capacidades que Dios le regaló, le ayuda a tejer relaciones de intercambio y ayuda mutua, le permite sentirse colaborador de Dios para cuidar y desarrollar este mundo, le hace sentirse útil a la sociedad y solidario con sus seres queridos”.

“Por eso el trabajo, más allá de los cansancios y dificultades, es el camino de maduración, de realización de la persona, que da alas a los mejores sueños”, agregó en su intervención.

De todos modos, el Papa aseguró que “siendo esto así, queda claro que los subsidios solo pueden ser una ayuda provisoria”.

No se puede vivir de subsidios, porque el gran objetivo es brindar fuentes de trabajo diversificadas, que permitan a todos construir el futuro con el esfuerzo y el ingenio”, convocó.

Esas fuentes de trabajo, para el Papa, “por ser diversificadas, abren el camino para que las distintas personas encuentren el contexto más adecuado para desarrollar sus propios dones, ya que no todos tienen las mismas capacidades e inclinaciones”.

En su discurso, Francisco deseó que el encuentro “sea un momento de verdadero intercambio que pueda recoger el aporte innovador de los empresarios y el de los trabajadores que luchan por su dignidad y por sus familias”.

“Por esta senda creo que el diálogo entre los empresarios y los trabajadores es no solo indispensable, sino también fecundo y prometedor”, destacó por último, antes de resaltar el “propósito tan noble” del coloquio.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.