Alberto Fernández habilita el debate para suspender las PASO en un guiño a los gobernadores

Maia Jastreblansky
·4  min de lectura
Fernández con gobernadores en La Rioja
Fuente: LA NACION

Mientras conviven intereses contrapuestos en el Frente de Todos acerca de la conveniencia de suspender las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), Alberto Fernández habilitó el debate, pero dejará que la política resuelva.

El Presidente incluyó en el temario de las sesiones extraordinarias el tópico "emergencia sanitaria y calendario electoral 2021", y así le dio luz verde proyecto de un grupo de diputados oficialistas que pretende suprimir las PASO en este turno electoral, tal como pretenden los gobernadores. Con ese guiño habilitó el debate en el Congreso, aunque no moverá otras fichas desde el Poder Ejecutivo para empujar la iniciativa.

"Si se genera el consenso, que lo traten. Mientras, desde el Ejecutivo trabajamos con el cronograma vigente", dijo a LA NACION un altísimo funcionario del Gobierno.

En el Ministerio del Interior transmitieron un mensaje en el mismo sentido. "Seguimos trabajando para garantizar lo que fija la ley vigente -con PASO-. Si hay consenso para cambiarlas o suspenderlas, luego nos adaptaremos. El Poder Ejecutivo no clausuró la posibilidad de buscar consensos, pero eso debe hacerse en el Congreso". Al frente de Interior está Eduardo "Wado" De Pedro, el ministro que debe cuidar la relación con los gobernadores y es, a la vez, un importante referente de La Cámpora, un sector que se resiste a eliminar las primarias, con la mira puesta en las candidaturas en la provincia de Buenos Aires.

El PJ defendió a Insfrán tras las denuncias por el manejo de la pandemia en Formosa

Uno de los diputados que impulsó el proyecto de suspensión de las PASO dijo: "Es una buena señal del Presidente a los gobernadores. Está difícil sacar la ley, obviamente lo intentaremos".

Los gobernadores aducen motivos económicos y sanitarios para suspender las primarias. De fondo, el cálculo político que hacen los oficialismos provinciales es que podrían perder un escaño en la Cámara baja entre una y otra instancia electoral.

Los partidarios de suspender las PASO saben que es casi imposible que prospere el proyecto sin contar con los votos, oficialistas y opositores, de los diputados de la provincia de Buenos Aires y de la Capital Federal. Tampoco está claro cuál es la postura de los legisladores por Santa Fe. Sin ellos, no dan los números. "Hay que tener en cuenta que los temas electorales se votan con más de la mitad de la totalidad del cuerpo", advirtió una fuente cercana al titular de la Cámara baja, Sergio Massa.

"Dentro de los consensos, intentaremos defender lo que creemos que es mejor para el país en este año en el que persisten los efectos de la pandemia", dijo el diputado Pablo Yedlin (Tucumán) uno de los promotores de la iniciativa.

Clamor

Los gobernadores perseverarán. Según pudo reconstruir LA NACION, los mandatarios planean pedirle en febrero una reunión a los jefes de bloque del oficialismo y la oposición y a Massa para intentar persuadirlos de los beneficios de la suspensión. Se preparan para la misión dos mandatarios del PJ, Juan Manzur (Tucumán) y Jorge Capitanich (Chaco); dos de Juntos por el Cambio, Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes) y otros dos, no definidos, de partidos aliados del Frente de Todos. Además, no se descarta que haya senadores que presenten un proyecto "mellizo" al que ya se presentó en Diputados.

Fernández habilitó el debate por las PASO luego de que diez gobernadores, esta semana en La Rioja, le hicieran cara a cara un nuevo pedido por suspenderlas. En esa reunión, el Presidente no opinó del tema ni sentó posición. El viernes a última hora, no obstante, envió al Congreso una prórroga del temario de extraordinarias e incluyó el tema, un guiño a los mandatarios provinciales a los que quiere mantener contenidos.

La dificultad de suspender las primarias nacionales es que ni Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad, ni Juntos por el Cambio en territorio bonaerense están dispuestos a dar los votos para suspender las PASO porteñas y bonaerenses. Esos dos distritos, entonces, deberían votar dos veces igual.

Los legisladores que impulsan el proyecto, en tanto, ya escucharon de boca del jefe del bloque del Frente de Todos en Diputados, Máximo Kirchner, que tampoco es afecto a la idea de cambiar las reglas electorales en esta instancia. Sobre todo cuando las PASO fueron producto de una reforma electoral impulsada por la gestión de Cristina Kirchner.

Según un importante funcionario nacional, no hay un límite temporal inmediato para una posible ley que interrumpa las elecciones primarias. El tiempo, sin embargo, corre rápido. En el oficialismo todavía hay que dirimir candidaturas y administrar tensiones internas.