Alberto Fernández encara su primera gira oficial en Israel y tendrá su debut ante los líderes mundiales

Leonardo Coscia

El presidente Alberto Fernández inicia su primera gira internacional como jefe de Estado. El destino es Israel, donde participará del Foro Internacional de Líderes en Conmemoración del Día Internacional de Recordación del Holocausto y la Lucha contra el Antisemitismo.

Además, en el marco de la gira, Fernández ya tiene confirmada una reunión bilateral con el presidente local, Reuven Rivlin.

En su primera salida del país tras asumir al frente del Poder Ejecutivo, Fernández agendó un encuentro a solas con Rivlin para el viernes 24 a las 10:00, hora local (las 5:00 de Argentina).

De todos modos, no se descarta que Fernández pueda mantener otros encuentros, como por ejemplo, Emanuel Macron, quien lo invitó a visitar Francia, pero por cuestiones de agenda aún no fue posible concretar dicha visita.

La reunión será un día después del Foro, que será el jueves 23, y en su corta estadía de 48 horas, el jefe de Estado intentará concretar otras entrevistas con líderes internacionales.

En las gestiones que por estas horas se llevan adelante están incluidos potenciales encuentros Macron así como con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, con el influyente primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, el príncipe de Gales, el presidente de Alemania, el Rey de España, el Rey de Bélgica, el presidente de Italia y el Gobernador de Australia, entre otros.

Para la Casa Rosada es una buena oportunidad para comenzar a entablar lazos personales con los principales referentes mundiales que estarán presentes esta semana en Israel.

De hecho, hasta la semana pasada el Presidente no tenía previsto asistir al Foro, pero sorpresivamente decidió hacerlo y mostrarse junto a la primera plana internacional en momentos en que toda la atención del oficialismo está puesta en la renegociación de la deuda con el FMI.

Fernández viajó junto a una comitiva integrada por el canciller Felipe Solá; el secretario de Asuntos Estratégicos del Estado, Gustavo Béliz; la primera dama, Fabiola Yáñez; el gobernador bonaerense, Axel Kicillof; el diputado Eduardo Valdés, y el vocero presidencial y secretario de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi.

La presencia del gobernador bonaerense en la comitiva tiene la intención de dar un nuevo gesto de buena sintonía entre Nación y Provincia. Es una indicación -hacia adentro y hacia afuera- que habrá coherencia en las propuestas de renegociación de la deuda nacional y la bonaerense.

El Presidente comienza su agenda en Israel el miércoles por la noche, cuando junto a Yáñez compartirá una cena privada con los mandatarios que formarán parte del encuentro.

La cena está prevista para unos 250 invitados y para este evento se ha construido tres áreas especiales. El gobierno de Israel viene llevando a cabo ensayos previendo el desplazamiento y la seguridad de los líderes que participarán del evento. Será servida por 200 camareros e incluirá platos típicos israelíes elaborados con productos locales.

Luego de las palabras del presidente Reuven Rivlin, también lo hará el Rey Felipe VI de España en nombre de los líderes, como asimismo un experto en Holocausto, el profesor Yehuda Bauer.

Luego, los cantantes israelíes David D'Or, Miri Mesika y Amir Benayoun interpretarán la canción 'The Last Survivor', Shlomi Shaban interpretará un arreglo especial de 'Dance Me to the End of Love' de Leonard Cohen, acompañado por el violinista Vladimir Reider de la Orquesta de Cámara de Israel, quien tocará un violín que sobrevivió al Holocausto cuando su padre lo utilizó para recordar la liberación del campo de concentración de Auschwitz-Birkenau en 1945.

En tanto, el próximo jueves Alberto Fernández participará de una ceremonia en el Museo Yad Vashem de Jerusalén, dedicado al Holocausto, junto a otros gobernantes, y a Solá.

El jefe de Estado emprenderá su regreso al país el próximo viernes y aterrizará en territorio argentino a primera hora del sábado 25 de enero.

En ese marco, se postergó la primera reunión del denominado Gabinete Federal que iba a encabezar el jefe de Estado el próximo viernes en la ciudad de Mar del Plata.

La próxima semana, Alberto Fernández volverá a salir de viaje y el destino es el Vaticano, donde se encontrará con el Papa Francisco, el viernes 31 de enero.

Valdés dijo que hay "gran expectativa" por la gira

El diputado nacional Eduardo Valdés aseguró este martes que tiene "gran expectativa" con el viaje que emprenderá como invitado de la comitiva del presidente Alberto Fernández, que realiza su primer viaje al exterior desde que asumió, el 10 de diciembre último.

"Que Alberto Fernández haya decidido que su primer viaje sea para la conmemoración del 75° aniversario del Holocausto muestra una sintonía en la práctica de los Derechos Humanos sin barreras", sostuvo Valdés desde el aeropuerto de Ezeiza, antes de embarcar en un vuelo de línea con destino a Israel.

"En el Vaticano dicen que el primer viaje que elige un Papa es un poco el sentido que él quiere dar a su pontificado; y el Presidente está mostrando con este viaje (el interés) de unir a los argentinos", porque es "un pasito más de los tantos que realiza para reencontrar más a los argentinos", aseveró el diputado.

Valdés, quien también fue embajador en el Vaticano durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, aseveró que este primer viaje "se conversó mucho" entre la actual vicepresidenta y el primer mandatario y que tiene "gran expectativa".

El segundo destino al exterior que tiene previsto el Presidente es el Vaticano, donde se encontrará con el papa Francisco.

"Me parece muy bueno, porque cuanto más cerca se está del Papa, mejor se piensa el mundo", dijo Valdés, y agregó que la geopolítica del Sumo Pontífice es la de "un mundo sin muros y con puentes".

"Esa es la cultura del encuentro que se está practicando", concluyó Valdés.