Alberto Fernández echó a Kulfas por criticar a Cristina Kirchner

·4  min de lectura
Alberto Fernández junto al ahora exministro Matías Kulfas
Ricardo Pristupluk

El presidente Alberto Fernández echó al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, tras la difusión de un off the record en el que sugirió que hubo un negociado en la licitación del gasoducto Néstor Kirchner y criticó a la vicepresidenta Cristina Kirchner, confirmaron hoy a LA NACION fuentes oficiales.

“Se pasó de rosca. Este es un gobierno decente, transparente. No se puede decir cualquier cosa amparados en el off o la interna”, confiaron cerca del Presidente. El error, según aseguraron desde la Casa Rosada, fue deslizar que la licitación de la “obra de infraestructura más grande” de la administración de Alberto Fernández que ganó el Grupo Techint tuvo un direccionamiento.

Así, tras el reencuentro, lo que marcó un nuevo escenario en la relación entre el jefe del Estado y la expresidenta, Fernández hizo caso al reclamo de Cristina Kirchner y utilizó la “lapicera”.

Alberto Fernández y los economistas Matías Kulfas y Cecilia Todesca
Alberto Fernández y los economistas Matías Kulfas y Cecilia Todesca


Alberto Fernández y los economistas Matías Kulfas y Cecilia Todesca

El Presidente eligió para reemplazarlo al embajador ante Brasil, Daniel Scioli. El exgobernador bonaerense jurará después del viaje a los Estados Unidos que Fernández realizará la próxima semana.

Ayer, tras la presentación de la expresidenta, que volvió a compartir un acto con el Presidente después de 95 días de distancia, Kulfas fue el único de los funcionarios que contestó los comentarios que recibió el área a su cargo. “No tenemos amigos en el sector empresario. El Gobierno se sienta a discutir”, dijo Kulfas, en diálogo con AM 750. Y agregó: “La lapicera la tiene el Presidente”.

Después de eso, fuentes oficiales remarcaron que la responsabilidad por la falta de avances era de funcionarios que responden a Cristina Kirchner. “Los que no usaron la lapicera como corresponde fueron sus funcionarios de Ieasa”, resaltaron. Se trata de la ex Enarsa, que fue rebautizada como Integración Energética Argentina Sociedad Anónima, una de las empresas estratégicas en materia energética y que la lidera Agustín Gerez, un camporista que responde al subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo.

Según confiaron cerca del Presidente, fueron los funcionarios de La Cámpora los que armaron el pliego de licitación que ganó Techint y de la chapa que el grupo fabrica en Brasil, de 33 milímetros de espesor. “Si en lugar de poner esa especificación hubieran puesto 31 mm, como son los gasoductos en Europa, se podría haber provisto caños desde otra firma que produce en Villa Constitución (Laminados industriales SA). Los que están usando incorrectamente la lapicera son los funcionarios de Cristina”, explicaron fuentes oficiales.

Estos comentarios provocaron la reacción de Cristina Kirchner, quien acusó a funcionarios del Gobierno de mentir y “no dar la cara”. Y agregó: “Muy injusto y, sobre todo, muy doloroso que este tipo de ataques lo ejecuten funcionarios del propio gobierno del Frente de Todos. Lo peor de todo: sin dar la cara, en off, mintiendo y utilizando periodistas. Con errores y aciertos, siempre hablé y actué de frente. Penoso”, escribió la vice en redes sociales.

Matías Kulfas sentado ayer junto a Martín Guzmán en el acto de YPF
Prensa YPF


Matías Kulfas sentado ayer junto a Martín Guzmán en el acto de YPF (Prensa YPF /)

En medio de este escenario, previo al pedido de renuncia, Fernández se solidarizó con la expresidenta. “Comparto la respuesta dada por Energía Argentina a una publicación fundada en un supuesto off salido de funcionarios del Gobierno”, comenzó Fernández en Twitter y añadió: “Confío en la integridad moral y en la idoneidad de quienes llevan adelante la licitación del Gasoducto Néstor Kirchner”.

Tras ello apuntó, aunque sin mencionarla, contra la la cartera liderada por Kulfas: “Es éticamente reprochable hablar en off en desmedro de otro. Así siempre lo he expresado públicamente. No avalo esos procederes y comparto el malestar expresado por Cristina Kirchner”. Y por último, expresó: “El debate que debamos dar, démoslo con responsabilidad”.

Kulfas, integrante del Grupo Callao y uno de los funcionarios más cercanos al jefe del Estado, fue uno de los funcionarios más apuntados durante las últimos meses por la vicepresidenta y La Cámpora. Solo queda como sobreviviente el ministro de Economía, Martín Guzmán.

Alberto Fernández y Cristina Kirchner en el acto por los 100 años de YPF
Rodrigo Néspolo


Alberto Fernández y Cristina Kirchner en el acto por los 100 años de YPF (Rodrigo Néspolo/)

El Presidente tomó la decisión después de ver el mensaje de Cristina Kirchner. Kulfas no sabía que su tiempo al frente del Ministerio de Desarrollo Productivo estaba terminado. Tanto fue así que 17 minutos antes de que la vicepresidenta lo expusiera públicamente, el economista festejó la cifras de creación de trabajo.

“El empleo registrado privado en las PyMEs marcó en el primer trimestre de 2022 una suba de 112 mil puestos de trabajo en comparación con igual período del año anterior. La reactivación continúa. Primero la gente”, tuiteó el exministro. Todo se desencadenó de forma acelerada. Unos minutos después, Kulfas ya no formaba parte del gobierno nacional.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.