Alberto Fernández: "Devaluar es muy fácil, pero es una máquina de generar pobreza"

LA NACION
·1  min de lectura

El presidente Alberto Fernández volvió hoy a descartar una devaluación para contener la creciente brecha cambiaria. "Devaluar es muy fácil, pero es una máquina de generar pobreza", lanzó Fernández, al encabezar un acto de entrega de viviendas en la localidad bonaerense de Ezeiza.

Y apuntó contra las "minorías" que presionan al Ejecutivo para que devalúe con el fin de estabilizar el mercado de divisas, ante la creciente diferencia entre la cotización del dólar oficial y el paralelo. "Queremos una Argentina que crezca, se desarrolle, genere trabajo, produzca y exporte. Así queremos conseguir los dólares. No queremos conseguir los dólares porque pusimos el dólar al precio que muchos poderosos necesitan", afirmó.

Dólar blue hoy: a cuánto cotiza el lunes 26 de octubre

Según el jefe del Estado, hay sectores que quieren "desviar" y "quebrar" al Frente de Todos. "Si quieren dar pelea, daremos pelea. No llegamos al Gobierno para obedecerles", dijo.

El primer mandatario habló durante el acto de entrega de viviendas para familias de las provincias de Buenos Aires y Río Negro, y anunció obras en Formosa y La Rioja. "Es un orgullo terminar con la tarea iniciada por Néstor y Cristina (Kirchner)", sostuvo.

"Nosotros no venimos para desentendernos de esos problemas de los argentinos, sino para hacernos cargo. Muchos quieren desviarnos", continuó.

Fernández estuvo acompañado por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof; la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa; la directora ejecutiva de Anses, Fernanda Raverta; y el intendente de Ezeiza, Alejandro Granados, entre otros.

A través de una videoconferencia, el Presidente se contactó con los gobernadores de Río Negro, Arabela Carreras; La Rioja, Ricardo Quintela; y Formosa, Gildo Insfrán; y el intendente de Florencio Varela, Andrés Watson.

Noticia en desarrollo