Coparticipación: Nación y Ciudad retomaron el diálogo y se espera una definición de Alberto Fernández

Maia Jastreblansky

Después de un largo impasse -casi 40 días sin verse las caras- funcionarios de la Ciudad y de la Nación volvieron a reunirse ayer para poner sobre la mesa los números de la coparticipación que recibe la Capital Federal. Fue una reunión técnica, que podría ser el preludio de la decisión política que tome el Presidente. El recorte está a la firma de Alberto Fernández, que tiene la decisión tomada de avanzar con una reducción de los fondos nacionales que recibe la administración de Horacio Rodríguez Larreta.

La suspensión de la mesa de negociación desde que el Presidente hizo su primer viaje internacional a Israel inquietó a los funcionarios porteños, que entendieron que no tendrían demasiado margen de acción ante una decisión política que pasó a manos de Fernández. Ayer, sin embargo, la Secretaría de Provincias del Ministerio de Interior, Silvia Batakis, recibió al ministro de Hacienda porteño, Martín Mura, para abordar los aspectos financieros y técnicos de la coparticipación.

El encuentro tuvo lugar en la oficina de Batakis, en los despachos que el Ministerio del Interior tiene afuera de la Casa Rosada, un espacio con menor exposición que Balcarce 50.

Según pudo reconstruir LA NACION, Mura tuvo espacio para exponer los gastos que implica la manutención de la policía porteña, el nudo de la discusión. Batakis escuchó y tomó nota. "Se pudieron exponer los argumentos, no nos encontramos con una pared", deslizaron desde la Ciudad.

Si bien hubo escucha, no se llegó a un acuerdo. En la Casa Rosada, insisten con que la Ciudad se llevó "fondos de más" con el traspaso. "Nuestra postura está basada en los números", aseguran.

La discusión versa sobre los puntos de coparticipación que, por decreto, Macri le aumentó a la Capital Federal en 2016 para financiar la creación de la policía porteña. La Ciudad -que por entonces recibía el 1,4% sobre el total de recursos que se distribuyen entre las provincias- pasó a recibir el 3,75 por ciento, un número que luego se redujo al 3,5% en 2018.

A principios de año, trascendió que el zarpazo a los fondos podría alcanzar hasta un 1%, el equivalente a unos 30.000 millones de pesos. En la Ciudad aseguran que ese monto "sería complicado para la gestión". Asimilado el golpe del recorte, aspiran a un monto menor. La decisión está en manos de Fernández.

Números y cajas

Fernández tiene sobre su escritorio los análisis que hicieron los equipos técnicos del Gobierno sobre distintos fondos que la Ciudad obtuvo durante la gestión de Mauricio Macri. En esos papers, no solo figura el aumento de la coparticipación que se otorgó en 2016 sino también las transferencias de inmuebles, el traspaso de la Lotería y un proyecto de integración urbana financiado por el Fonplata.

El Gobierno asegura "la Ciudad fue beneficiada en exceso durante la presidencia de Macri" en comparación con otras provincias. El recorte está a tiro de decreto.

Desde la Casa Rosada ya deslizaron que la gestión de Rodríguez Larreta "recibió 127.000 millones de pesos de más" en los últimos cuatro años por la policía traspasada. Alegan que los gastos de la fuerza estuvieron "inflados" por "cálculos incorrectos" en el renglón para cubrir costos extras por el traspaso y por el número de uniformados traspasados. También cuestionan la escala que se contempló para calcular la masa salarial de los uniformados.

La Ciudad asegura, en cambio, que no llega a cubrir los gastos de la policía con los fondos nacionales y subrayan que la Nación quedó "empatada" porque lo que gastó en coparticipación lo ahorró en gastos de seguridad para los porteños. Fueron estos números los que ayer se pusieron sobre la mesa en el encuentro Nación-Ciudad.

No se habló en cambio de otras "cajas" que la Nación tiene en la mira, y que subió a escena para, de mínima, mostrar su poder de fuego. Según los números que maneja Fernández, en los últimos 80 días de gestión Macri realizó 31 escrituras de transferencias de inmuebles a la Ciudad, valuados en unos $16.000 millones. En la Ciudad alegan que esas transferencias fueron una compensación por la falta de cumplimiento de los convenios del Paseo del Bajo y de los viaductos,

El punteo que hicieron en Nación también contempla a los números por la regulación del Hipódromo, el Casino flotante y 1.200 agencias de juego. En la Casa Rosada calcularon que en 2019 la Lotería traspasada recaudó unos $5700 millones. Proyectaron que este año podría significar una caja similar.