Alberto Fernández lleva cuatro días sin agenda oficial y en el Gobierno dicen que rechazó irse de vacaciones al sur

·4  min de lectura
Alberto Fernandez y Fabiola Yañez, en Chapadmalal
Instagram

El presidente Alberto Fernández lleva cuatro días sin agenda pública. Su última actividad oficial fue el viernes pasado, cuando asumió la presidente de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). En la Casa Rosada afirman que no se debe a ningún motivo en especial y que el mandatario se mantiene activo puertas adentro de su despacho, con reuniones reservadas con distintos ministros y funcionarios. Aseguran, también, que esto se da pese a las insistencias de su entorno más cercano, que le pidió que “se tomé unos días de vacaciones”, una alternativa que Fernández se habría negado.

Aníbal Fernández, irónico sobre Volnovich: “Mirá dónde estoy yo. Yo también estoy en el Caribe”

En el entorno del Presidente cuentan que se declinó la invitación que recibió de una estancia en Ushuaia para pasar unos días de descanso. Entre sus colaboradores hay quienes creen que Fernández podría alejarse de la ciudad solo por unos días y haga “al menos, otra escapada” a Chapadmalal, como las que hizo para pasar las fiestas de fin de año.

Las vacaciones de los funcionarios públicos es desde ayer un tema incómodo en el Gobierno. Lo provocó la polémica por el viaje de la cúpula del PAMI, encabezada por Luana Volnovich y Martín Rodríguez, a la isla de Holbox, en México, pese a la recomendación presidencial de vacacionar en el país. Un punto que cumple la gran mayoría de los funcionarios nacionales, que pasan días de descanso en la costa argentina, el sur del país o en campos cercanos. Aunque públicamente hubo defensa a la funcionaria del PAMI, puertas adentro no eran pocos los que no ocultaban su malestar por una imagen y polémica “que podría haberse ahorrado”.

Educación, cortes de luz y la TV china

Si bien no se divulgó en la agenda oficial de actividades, el Presidente sumó ayer encuentros de trabajo como con el ministro de Educación, Jaime Perczyk, en vistas a uno de los temas que más ocupa al oficialismo de cara a febrero, cuando empiece la previa al inicio del año escolar. También dio una entrevista a la televisión china, en sintonía con el viaje que realizará a comienzos del mes próximo, para la inauguración de los juegos olímpicos de invierno. Por la disposición del gobierno de ese país, la comitiva no podrá exceder los 15 miembros, lo que hace que por estas horas se afine el lápiz respecto de quienes lo acompañarán.

Ayer, además, el mandatario siguió de cerca el enorme corte de suministro eléctrico que afectó a más de 700 mil personas y que escapó a las previsiones que se venían teniendo ante la ola de calor que azota al país.

En el medio de la jornada Fernández retwitteó desde su cuenta de la red social Twitter el posteo de la portavoz, Gabriela Cerruti, que apuntó directamente al expresidente, Mauricio Macri, luego de que este se refiriera, sin mencionarlo, al apagón. “¿Se acuerda Mauricio Macri del apagón del Día del Padre del 2019? Casi todo el día millones de argentinos sin luz. Mientras los ciudadanos pagaban el 3000 por ciento de aumento en las tarifas que usted había decretado. Todavía esperamos explicaciones”, posteó Cerruti.

Retwittear, es decir compartir un posteo realizado por otra persona, es la única actividad que el mandatario hace en la actualidad desde su cuenta de Twitter, con la que supo conseguir más de un problema por las publicaciones que apoyaba o comentarios que deslizaba. Todo el resto está en manos del equipo presidencial que maneja las redes. El hecho de haber compartido la publicación de Cerruti fue conversado previamente luego de que vieran la publicación de Macri.

Ginés Gonzáles García: “Me enteré por la prensa que me habían pedido la renuncia”

En el último tiempo, Fernández también restringió sus salidas en medios, algo que sin embargo rompió el último lunes cuando dio una entrevista a AM 750 y se refirió a la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en unas declaraciones que no pasaron desapercibidas en medio de la alta tensión que atraviesa el Gobierno, que debe conseguir un acuerdo antes del vencimiento de marzo próximo. “El Fondo en sus estatutos dice que el FMI analizará el programa que el país proponga, pero en verdad lo que intenta hacer el Fondo Monetario, una vez más, es imponernos un programa y ahí no estamos de acuerdo”, dijo el mandatario.

A diferencia de lo que sucedió con la decisión de responder al tweet de Macri, la entrevista la habría aceptado él, sin previa consulta con su equipo. De hecho él mismo habría sido quien le avisó a Cerruti que daría la entrevista, pocos minutos antes de hacerla. En la Casa Rosada aseguran que Fernández “está convencido” que el trato con el organismo de crédito “está cerca”. Una visión que parece contradicha por la propia realidad de los hechos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.