Alberto Fernández, sobre el cepo al dólar: "Tengo amigos que viajan y me dicen cosas horribles"

LA NACION

El presidente Alberto Fernández ratificó que el cepo al dólar que instauró el gobierno anterior y profundizó la actual administración continuará vigente, aunque aclaró que la medida le resulta "antipática". "Tengo amigos que viajan y me dicen cosas horribles", sostuvo, en referencia a las restricciones a la compra de moneda extranjera.

"El cepo tiene que seguir porque en la Argentina no hay dólares. El cepo no lo pusimos nosotros, sino [el expresidente, Mauricio] Macri, después de dejar que se fuguen millones de dólares", sostuvo el mandatario, esta mañana, en diálogo con Radio Continental.

Ante la crisis, el gobierno anterior restringió la compra a un monto máximo mensual de 200 dólares por persona. La gestión de Fernández, en tanto, sumó un "impuesto al dólar", un gravamen del 30% a las compras en el exterior o a la adquisición de moneda extranjera.

"La historia entre los argentinos y el dólar es de siempre y no se va a cambiar culturalmente de la noche a la mañana. El dólar es un bien, y no hay. ¿Y qué pasa cuando los bienes faltan? Son caros. En este caso, además, necesitamos los dólares para proteger la producción. Las automotrices necesitan comprar cosas", sostuvo.

"Ahora, si uno quiere ahorrar en dólares y viajar, puede hacerlo, pero tienen que pagarlo más", añadió. Y lanzó: "Esto me resulta antipático, tengo amigos que viajan y me dicen cosas horribles".

El Presidente también adelantó que podría haber medidas para alentar las inversiones: "Estamos viendo con Martín [Guzmán, el ministro de Hacienda] qué alternativas tenemos para que esto no afecte las inversiones. Pero hay que tener cuidado con los dólares, porque no los tenemos", repitió.

El impuesto "PAIS", que grava tanto las compras de moneda extranjera para atesoramiento como las adquisiciones con tarjeta en el exterior, llevó al valor del dólar por encima de los $81, aunque en las pizarras sigue apareciendo a $63.