Alberto Fernández ya le avisó a Lacalle Pou que no viajará para su asunción

El jefe de Estado Alberto Fernández conversó este miércoles por teléfono con el presidente electo de Uruguay, Luis Lacalle Pou, y "se disculpó por no poder asistir a su asunción" el próximo domingo.

Desde Cancillería indicaron que Fernández "se comunicó telefónicamente en horas de la mañana" con Lacalle Pou para "explicarle los motivos por los que no podrá viajar a Uruguay" el próximo domingo 1° de marzo.

Durante la conversación, coincidieron en la necesidad de "reactivar la agenda bilateral", por lo que "quedaron en que el Presidente va a ir pronto a Montevideo".

De esta manera, el Presidente buscará "mejorar aún más las relaciones bilaterales" con el país vecino, teniendo en cuenta que Fernández tiene "buena relación" con el presidente saliente de Uruguay, Tabaré Vázquez.

Días atrás, el jefe de Estado afirmó que "lamentablemente" no podría asistir a la asunción de Lacalle Pou, y deseó "poder viajar en los próximos días a visitarlo y saludarlo".

"Es el presidente electo de un país querido como Uruguay y quiero verlo, por supuesto", manifestó en declaraciones televisivas.

El pasado 18 de febrero, el flamante embajador argentino en Uruguay, Alberto Iribarne, afirmó que el jefe de Estado se reunirá con su par uruguayo, Luis Lacalle Pou, "uno o dos días después" de dar comienzo a las sesiones ordinarias del Congreso, el 1° de marzo.

"El Presidente ha dicho que no puede viajar el 1 de marzo por sus obligaciones en el Congreso, pero va a ser el primer presidente que visite a Uruguay después de eso. Uno o dos días después de eso va a estar reunido con el presidente Lacalle Pou", aseguró el funcionario.

Iribarne destacó que "la relación comercial con Uruguay es importante y recibimos una balanza comercial superavitaria", y recordó que "hay algunos conflictos que son de baja intensidad".