Alberto Fernández aterrizó en Roma, con el FMI en la agenda y sin opciones de ver al Papa

·3  min de lectura
Alberto Fernández y Fabiola Yáñez, en el avión que los llevó a Roma
Presidencia

ROMA.- Un día soleado y primaveral, con el termómetro en 20 grados, recibió hoy al presidente Alberto Fernández, que aterrizó pasadas las 16 locales (las 11 de Argentina) en el aeropuerto de Fiumicino. Un vuelo especial de Aerolíneas Argentinas, acondicionado como avión presidencial, lo trajo desde Buenos Aire junto a su comitiva. Desde que asumió es su tercera visita a esta capital, revolucionada por la cumbre del G-20 de mañana y pasado, que será la antesala de la reunión COP26 de Naciones Unidas para el cambio climático que comenzará el lunes en Glasgow.

El primer viaje a Roma como presidente de Fernández, que viaja acompañado de la primera dama, Fabiola Yáñez, fue a finales de enero de 2020, cuando fue recibido por primera vez en el Vaticano por el papa Francisco, después de una visita a Israel. El segundo viaje fue en mayo de este año, cuando vio por segunda vez al Pontífice -que no ocultó su malestar por la legalización del aborto en plena pandemia meses antes-, en un gira que incluyó reuniones con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva y mandatarios de Italia, Portugal, Francia y España.

En medio de una crisis interna, renunciaron las autoridades de la UIF, el organismo antilavado

Esta vez, si bien hubo presiones para que el Papa -que esta mañana recibió al presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in y a su par estadounidense, Joe Biden- se hiciera un hueco para su compatriota, o al menos para algún miembro de su delegación, no hubo caso. Desde el Vaticano hicieron saber que, vista la cercanía de las elecciones de medio término, el Pontífice no iba recibir a nadie de su país. Según pudo saber LA NACION, hubo pedidos de audiencia de parte del canciller, Santiago Cafiero, del secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz y del jefe de asesores, Juan Manuel Olmos, a quien el exarzobispo de Buenos Aires conoce muy bien, ya que lo bautizó hace décadas.

El Papa Francisco ;Joe Biden; vaticano; el mundo
HANDOUT


El Papa recibió a Joe Biden en el Vaticano, antes del inicio del G-20 (HANDOUT/)

Tanto en esta como en las anteriores oportunidades, el objetivo es siempre el mismo: cosechar respaldo internacional en la tortuosa negociación que mantiene el gobierno con el FMI. Aunque esta vez la visita a la ciudad eterna también significará una bocanada de aire fresco para Fernández, agobiado por la derrota en las PASO, una situación socio-económica alarmante, crispación política y una feroz interna en la coalición oficialista.

Dolce Vita

A diferencia de la última vez, el mandatario se alojará en el hotel Baglioni Regina, un cinco estrellas de la legendaria Vía Veneto, la famosa calle de la Dolce Vita. En un capital militarizada por el G-20, la Vía Veneto se encuentra especialmente blindada porque allí, en otros hoteles, se alojan otros líderes de este foro mundial.

Un bochorno con impacto institucional

Mientras que el ministro de Economía, Martín Guzmán y el embajador argentino ante Estados Unidos, Jorge Argüello, sherpa en el G-20, llegaron días atrás a Roma, arribaron hoy junto al Presidente el canciller, el ministro de Medio Ambiente, Juan Cabandié, la portavoz de la presidencia, Gabriela Cerruti, Beliz, Olmos, el secretario general de la presidencia, Julio Vitobello, la asesora presidencial, Cecilia Nicolini y el subsecretario de Comunicación y Prensa, Marcelo Martín.

Según la agenda, Fernández hoy descansará del viaje y se preparará para la cumbre del G-20 de mañana y pasado, en el marco de la cual tendrá varias reuniones bilaterales importantes. Verá a la canciller alemana saliente, Angela Merkel, a Georgieva, al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel; al jefe de gobierno español, Pedro Sánchez; a la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, a la Reina Máxima; al director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, y al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau. Aún se estaban negociando otros encuentros, sobre todo uno con Biden, que podría darse en la segunda escala que hará el Presidente a Glasgow para el COP 26.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.