Alberto Fernández había anticipado que el vacunatorio vip no era delito

·2  min de lectura
En febrero pasado, Alberto Fernández había dicho que la investigación judicial por la vacunación a allegados del poder era "una payasada".
Captura Youtube

El presidente Alberto Fernández había anticipado, el 23 de febrero de este año en su gira por México, que “no hay ningún tipo penal en la Argentina que diga ‘será castigado el que vacuna a otro que se adelantó en la fila’”. “No se pueden construir delitos graciosamente, ya lo hemos vivido”, señaló el primer mandatario ese día. Hoy la jueza federal María Eugenia Capuchetti le dio la razón y archivó la causa “por inexistencia de delito”.

En aquella conferencia, Fernández, en presencia de su par mexicano, Andrés Manuel López Obrador, apuntó contra la Justicia por la investigación que estaba llevando a cabo por las irregularidades en la vacunación para allegados al Gobierno. Así, les pidió a jueces y fiscales que terminen “con la payasada” de dilucidar las condiciones en las que se habían aplicado decenas de dosis en la sede del ministerio de Salud de la Nación y en el Hospital Posadas.

La señal que vuelven a entregar los plazos fijos privados en pesos

“He leído que han hecho una denuncia, el hecho es lo suficientemente grave como para que un ministro de la talla de Ginés González García haya debido dejar su cargo, pero terminemos con la payasada. Les pido a los fiscales y a los jueces que hagan lo que deben. No hay ningún tipo penal en la Argentina que diga ‘será castigado el que vacuna a otro que se adelantó en la fila’ y no se pueden construir delitos graciosamente, ya lo hemos vivido”, aseguró Fernández meses atrás.

La causa

Capuchetti explicó que no existe un delito penal que castigue a un funcionario público por haber otorgado “tratos especiales” como los que se investigaban en esta causa. Lo denunciado eran privilegios a la hora de recibir vacunas contra el coronavirus dados a funcionarios, exfuncionarios y amigos del poder.

Encontró el departamento que buscaba pero detrás de las paredes se escondía la causa de sus múltiples enfermedades

La causa fue iniciada tras los dichos del periodista Horacio Verbitksy cuando confesó al aire, en un programa de radio, que gracias a su amistad con González García había recibido la primera dosis de la Sputnik V. Sus dichos provocaron un aluvión de denuncias en los tribunales federales de Comodoro Py, que se acumularon en el juzgado 5, a cargo de Capuchetti. El fiscal de la causa es Eduardo Taiano.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.