Alberto Carvalho: Redoblando nuestros esfuerzos para apoyar la educación de nuestros hijos | Opinión

·4  min de lectura

Durante los últimos dos años, la pandemia global de la COVID-19 ha impactado profundamente a nuestra sociedad de formas que nunca hubiéramos imaginado.

A medida que salimos de la mayor crisis sanitaria de estos tiempos, nos encontramos, en toda nuestra nación y comunidad, con una crisis educativa de proporciones históricas. Los datos son contundentes. El impacto de la pandemia en el rendimiento académico ha provocado una regresión significativa de dos dígitos entre los estudiantes de todos los niveles de enseñanza.

Se han ampliado las brechas preexistentes de oportunidades y logros. Los jóvenes estudiantes que históricamente eran frágiles y luchaban antes de esta pandemia han sido los más afectados. Las disparidades, muchas de las cuales se han estado gestando durante generaciones, se han agudizado y son cada vez más profundas. No hay tiempo que perder. Hay que dirigir nuestro tiempo y energía hacia nuestras escuelas, intensificando el arduo trabajo requerido para reconstruirlas y hacer que nuestra comunidad sea mejor y más fuerte.

Cuando me convertí en Superintendente de las Escuelas Públicas del Condado Miami-Dade (M-DCPS) en 2008, el país estaba lidiando con una recesión económica, el Estado amenazaba con cerrar nueve escuelas de bajo rendimiento, había docenas de escuelas con una calificación de D o F, y nuestra tasa de graduación era del 58%. En ese entonces, sabíamos que se debían tomar medidas extremas, tanto financieras como académicas, para superar la crisis económica y cambiar nuestras escuelas. Y así lo hicimos.

En el año 2020, las M-DCPS lograron una calificación sobresaliente, es decir de A, sin escuelas con calificación de F por tres años seguidos, y se logró una tasa de graduación del 93% en las escuelas secundarias tradicionales. Nuestro sistema escolar sabe lo que necesita hacer para impulsar a nuestros estudiantes, pero también sabemos que no podemos hacerlo solos. Necesitamos que nuestra comunidad siga esforzándose y esté presente, sobre todo, en estos momentos tan críticos.

No hay duda de que la educación es la base del éxito, y nuestra comunidad no puede prosperar y avanzar sin asegurarnos de que todos los estudiantes tengan las mismas oportunidades para alcanzar su máximo potencial. Ahora es el momento de encontrar formas innovadoras para acelerar el aprendizaje de nuestros estudiantes y brindarles a ellos, a sus familias y a nuestros empleados el apoyo social y emocional que tanto necesitan.

Mediante la colaboración y las asociaciones, debemos unirnos, respaldar a nuestros estudiantes y apoyarnos unos a otros. Como educadores, padres y líderes de esta comunidad, todos desempeñamos un importante papel al enfrentar estos desafíos de aprendizaje y NO PODEMOS esperar. No hay nada más importante que el futuro de nuestros hijos.

Debemos revitalizar, reorganizar y volver a involucrar a nuestros estudiantes. Esto requiere que los padres sigan participando activamente en la educación de sus hijos asegurándose de que asistan a la escuela todos los días y supervisando su progreso.

Actualmente, todas las escuelas de las M-DCPS ofrecen programas de enriquecimiento académico después de la jornada escolar. Durante el próximo receso de vacaciones, más de 130 escuelas estarán abiertas para ofrecer la Academia de Invierno (Winter Academy), en la cual se ofrecerán tres horas de aprendizaje cada día. Además, los estudiantes siempre pueden acceder a recursos digitales como iReady, Reflex Math, MyOn y Gizmos en el portal del estudiante de las M-DCPS. Las escuelas han contactado a los padres de los niños que se beneficiarían de apoyos académicos adicionales para proporcionarles información sobre los programas disponibles.

Este compromiso también requerirá personas de buena voluntad (tutores, voluntarios, mentores, socios religiosos y partidarios de la educación pública) para lograr que los niños alcancen su potencial.

Nunca dejaré de creer o de preocuparme por los estudiantes del Condado Miami-Dade. Independientemente de mi conexión con este sistema escolar, esta necesidad es inminente. Les insto a que se unan a nuestra Junta Escolar y a todo el equipo de las M-DCPS a enfocarnos en el rendimiento y la asistencia estudiantil.

El futuro de esta comunidad depende de todos nosotros. Hemos demostrado nuestra capacidad de recuperación durante la pandemia, y ahora debemos aplicar esa misma tenacidad para la recuperación de esta empresa educativa.

Para obtener más información sobre cómo puede apoyar nuestros esfuerzos, comuníquese con la escuela de su hijo o envíenos un correo electrónico a mdcpscommunity@dadeschools.net. Trabajando juntos, nuestro Distrito logrará salir adelante más fuerte que nunca.

Alberto M. Carvalho es el supertintendente de las Escuelas Públicas del Condado Miami-Dade.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.