Catar ofrece a España su apoyo para evacuar a sus colaboradores de Afganistán

·4  min de lectura

Doha, 14 sep (EFE).- Catar, uno de los interlocutores clave entre los talibanes y Occidente, garantizó hoy a España durante una visita a Doha del ministro de Exteriores, José Manuel Albares, su apoyo para la evacuación de los colaboradores afganos que todavía no han podido abandonar su país.

El compromiso lo hizo el propio emir catarí, Tamin bin Hamad al Zani, que recibió en audiencia a Albares poco después de que este llegara al país árabe con la consecución de esta ayuda como principal objetivo.

"Estoy muy satisfecho de la reunión con el emir, que ha garantizado todo el apoyo de Catar para conseguir que nuestros colaboradores puedan salir en el menor tiempo posible de forma más segura", afirmó el ministro en declaraciones a Efe tras el encuentro.

"Esta es una nueva vía que se puede abrir" para facilitar la salida de los colaboradores de Afganistán, agregó el jefe de la diplomacia española, cuyo viaje a Doha respondió a los mismos objetivos que el de la semana pasada a Pakistán, por donde el Gobierno español pretende que se facilite a aquellos un corredor de salida.

Albares rehusó sin embargo dar una cifra de cuántos de estos colaboradores pretende evacuar ni cuándo.

"Sería irresponsable hablar de personas y de tiempos mientras que la evacuación está en marcha", sostuvo.

El ofrecimiento de Catar se enmarca en el papel que ha asumido el país árabe como intermediador privilegiado entre los talibanes, quienes tienen desde hace años una oficina de representación en Doha y levaron a cabo allí negociaciones con el Gobierno afgano y con Estados Unidos antes de recuperar el control del país, el mes pasado.

Catar fue una escala fundamental para la evacuación desde Kabul de personal diplomático y ciudadanos de los países occidentales así como de sus colaboradores afganos desde la toma de Kabul por lo talibanes el pasado 15 de agosto hasta la retirada definitiva de las tropas de Estados Unidos, el día 31.

Desde entonces, ha continuado haciendo de interlocutor entre el régimen de ese movimiento islamista y varios países, muchos de los cuales han trasladado sus embajadas para Afganistán a Doha, y ha colaborado con los talibanes para volver a hacer operable el aeropuerto de la capital afgana tras la marcha estadounidense.

El tema del aeropuerto y la reanudación de los vuelos internacionales desde Kabul, posibles desde el pasado jueves, también fue tratado en la reunión con el emir, aseguró Albares, que se ha sumado a la lista de ministros de Exteriores que han visitado Catar en las dos últimas semanas, como el británico, Dominic Raab, o el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken.

El ministro español se entrevistó igualmente con su colega catarí, Mohamed bin Abderrahman al Zani, quien estuvo el pasado fin de semana en Kabul y mantuvo contacto con el Gobierno de los talibanes, y este le reiteró el ofrecimiento de ayuda para la evacuación de los afganos que colaboraron con España durante sus 20 años de misión en ese país.

En rueda de prensa conjunta con el titular de Exteriores de Catar, instó a los talibanes a respetar "los derechos humanos logrados en los últimos 20 años, en especial los de las mujeres y niñas afganas", y a permitir el "libre movimiento de los colaboradores que trabajaron con España".

También pidió que se garantizara la "ayuda humanitaria a Afganistán", un tema que el ministro Al Zani pidió "no politizar".

En sus declaraciones a Efe, Albares reiteró que España no reconocería al Gobierno talibán ni entablaría con este "contactos políticos", aunque sí podría haberlos de tipo "operativo" en el caso de que fuera necesario "en un momento dado" para facilitar la salida de sus colaboradores.

Ya en la rueda de prensa manifestó su confianza en "Catar para ayudar a estabilizar el país", mientras que su homólogo catarí instó a la comunidad internacional a "no aislar a Afganistán por la llegada de los talibanes en el poder", porque "el pueblo afgano necesita" la ayuda humanitaria.

Al Zani dijo que España es un "socio importante" de Catar y destacó "la necesidad de que haya una postura internacional unificada respecto a Afganistán".

Además de estos contactos políticos, Albares, informó el Ministerio de Exteriores, tuvo encuentros con representantes de empresas españolas en Catar, y con empresarios cataríes, que le expresaron su interés en reforzar su inversión en España.

También visitó un campamentos de refugiados afganos acogidos por este país, que los tiene alojados en instalaciones destinadas al Mundial de Fútbol del próximo año y cuentan con canchas de deporte, así como con aulas y talleres para niños, tal y como pudo comprobar el ministro.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.