Albania y Kosovo piden investigar a Del Ponte

TIRANA, Albania (AP) — Albania y Kosovo exigieron el domingo una investigación independiente sobre la ex fiscal del Tribunal de La Haya Carla del Ponte por lo que calificaron como "papel tendencioso e ilegal" en el juicio contra el ex primer ministro de Kosovo Ramush Haradinaj.

El pedido fue hecho días después de que el tribunal, con sede en La Haya, absolvió a Haradinaj y a otras dos personas de crímenes de guerra durante un nuevo juicio. Haradinaj ya había sido absuelto dos veces por el tribunal de la ONU de los cargos de asesinar a los serbios durante la guerra de Kosovo por la independencia, en 1998-1999.

El gobierno albanés aseguró que estaba "conmocionado" por una reciente declaración de los fiscales del tribunal, acerca de que Del Ponte presentó las acusaciones sin suficientes pruebas. La oficina del primer ministro Sali Berisha dijo que Tirana pediría a las instituciones internacionales que inicien una investigación independiente en contra de la ex fiscal.

La absolución de Haradinaj se produjo al final del primer juicio que ha sido reabierto por un tribunal de la ONU. El nuevo juicio se ordenó después que los jueces de apelación calificaron las absoluciones en 2008 de Haradinaj y los combatientes rebeldes del Ejército para la Liberación de Kosovo Idriz Balaj y Lahi Brahimaj como un "extravío de la justicia" debido a que los testigos de los acusadores fueron intimidados de forma generalizada.

Brahimaj fue declarado culpable de tortura en el primer juicio y esa condena no se puso en entredicho, pero fue puesto en libertad tras haber cumplido su condena, al igual que los otros dos.

En un caso separado y tras la publicación de un libro de Del Ponte, la Unión Europea comenzó otra investigación sobre las denuncias de que una banda ilegal vendió los órganos de civiles prisioneros en Kosovo durante la guerra.

Según un informe del Consejo de Europa de 2010, el primer ministro de Kosovo, Hashim Thaci, y otros comandantes del Ejército para la Liberación de Kosovo manejaron centros de detención en la zona fronteriza entre Albania y Kosovo, donde civiles prisioneros, entre ellos serbios, fueron asesinados y sus órganos vendidos en el mercado negro durante la guerra de Kosovo para independizarse de Serbia. La población de Kosovo es de etnia albanesa, predominantemente.

Tanto Thaci como Albania han negado esas acusaciones.

___

El periodista de The Associated Press Nebi Qena en Pristina, Kosovo, colaboró para este despacho.

Cargando...