Albóndigas de garbanzo, una receta de la Huasteca queretana

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, enero 12 (EL UNIVERSAL).- El estado de Querétaro forma parte de la conocida y apreciada región Huasteca, gracias a ello y a su diversidad de ingredientes, la cultura alimentaria de la zona es amplia y enriquecedora.

Aún hay muchas recetas, ingredientes, técnicas y platillos que son poco difundidos a otras partes del país y el mundo; sin embargo, existen esfuerzos de diversos individuos y colectivos para dar a conocer una porción cada vez más grande de la grandeza gastronómica que alberga cada estado.

En el municipio de Landa de Matamoros, Querétaro, se preparan estas "albóndigas" de garbanzo que son una opción llena de nutrientes y sabor, a la vez que cuidan el bolsillo.

El garbanzo es una leguminosa que aporta energía, debido a su contenido de hidratos de carbono de absorción lenta, lo cual ayuda a mantener estables los niveles de glucosa en la sangre, además de proveer grandes cantidades de fibra, vitaminas y minerales.

Prepara este platillo de la manera en que se hace en la Huasteca Queretana y disfruta de los sabores de México.

Albóndigas de garbanzo

Ingredientes

Rinde 5 porciones

1 ½ tazas de garbanzo seco

¼ de pieza de cebolla blanca

¼ de cucharadita de bicarbonato de sodio

1 diente de ajo

4 huevos

3 cucharadas de harina de trigo

Sal

c/n aceite vegetal para freír

Para el caldillo

6 piezas de chile de árbol

4 piezas de chile guajillo

½ cucharadita de comino entero

2 piezas de clavo entero

2 piezas de pimienta negra chica

¼ de pieza de cebolla blanca

1 diente de ajo

2 cucharadas de aceite vegetal

Sal

Agua de cocción de los garbanzos

Procedimiento

Lavar y remojar el garbanzo en suficiente agua una noche antes.

Escurrir el garbanzo y cocer el garbanzo con el ajo, la cebolla y el bicarbonato en abundante agua.

Colar y retirar el ajo y la cebolla del garbanzo cocido. Reservar el agua.

Moler el garbanzo con sal y una pieza de pimienta en metate, licuadora o procesador de alimentos hasta obtener una pasta.

Separar las claras de las yemas. Batir a punto de turrón las claras.

Agregar las yemas a las claras de una en una y mezclar de forma envolvente.

Integrar de forma envolvente la pasta de garbanzo al huevo.

Agregar poco a poco la harina e integrar de forma envolvente.

Calentar suficiente aceite en una cacerola.

Colocar una cucharada de la mezcla anterior una vez que el aceite esté caliente, freír y voltear las albóndigas para que doren por ambos lados. Agregar más aceite a la cacerola cada que sea necesario. Retirar y escurrir en papel absorbente.

Para el caldillo

Asar, remojar y licuar los chiles con el comino, clavo, pimienta, sal y ajo con media taza de agua de la cocción de los garbanzos.

Filetear la cebolla. Calentar dos cucharadas de aceite en una olla y acitronar la cebolla.

Colar la salsa y freír en la olla de la cebolla.

Agregar agua de cocción del garbanzo una vez que la salsa haya hervido hasta conseguir la consistencia deseada.

Agregar las albóndigas al caldillo y cocinar unos minutos más. Servir caliente.

Receta de María de Jesús Ledesma Zamora, extraída del recetario "Sabores de la Huasteca", elaborado por el Poder Ejecutivo del Estado de Querétaro.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.