Alaska: Sentencian a pescadores que balearon leones marinos

Por DAN JOLING
Esta fotografía sin fecha proporcionada por el Servicio Nacional de Pesca Marítima de Estados Unidos (NOAA Fisheries) muestra leones marinos de Steller, en la isla Attu, Alaska. (NOAA Fisheries vía AP, Archivo)

ANCHORAGE, Alaska, EE.UU. (AP) — El capitán de un barco de pesca de salmón en Alaska que mató a leones marinos de Steller con una escopeta y obstruyó una investigación fue multado con 20.000 dólares en un tribunal federal.

Jon Nichols, de 31 años, fue sentenciado el martes a cinco años de libertad condicional, a tres meses de arresto domiciliario y a 400 horas de servicio comunitario.

La magistrada Deborah Smith también dictaminó que el capitán debe disculparse públicamente en una revista de pesca comercial que se distribuye a nivel nacional.

Uno de los miembros de la tripulación de Nichols, Theodore “Teddy” Turgeon, de 21 años, también baleó a los animales de la especie en peligro de extinción. Fue sentenciado a cuatro años de libertad condicional, un mes de arresto domiciliario y 40 horas de servicio comunitario. Se le aplicó una multa de 5.000 dólares.

Los leones marinos de Steller son los miembros más grandes de la familia de los otarios, de acuerdo con el Departamento de Pesca y Caza de Alaska, y pueden vivir de 20 a 30 años. Las hembras pueden llegar a pesar casi 263 kilogramos (580 libras) y los machos hasta 565 kilogramos (1.245 libras) en el norte del Océano Pacífico. Su nombre se deriva del rugido intimidante de los grandes machos mientras protegen a los harenes.

Los leones marinos de Steller se alimentan de peces. Los adultos comen hasta 6% de su peso por día. Cazan peces que siempre están disponibles, como el abadejo y el bacalao, y también se alimentan de otros que son de temporada, como el arenque y el salmón.

Tras un declive profundo en la población de leones marinos de Steller en Alaska, el Servicio Nacional de Pesca Marítima determinó en 1990 que la especie estaba en peligro de extinción. La agencia federal retiró a la especie de la lista en noviembre de 2013.

Las autoridades federales abrieron una investigación en 2015 luego de que 15 leones marinos de Steller fueron encontrados muertos en la desembocadura del río Copper, cerca de la ciudad de Cordova. La temporada de salmón rojo y de salmón real en el río comienza a fines de la primavera.

Nichols era el capitán del barco pesquero Iron Hide. Los investigadores determinaron que entre mayo y junio de 2015, Nichols le ordenó regularmente a su tripulación balear a ejemplares de leones marinos de Steller con sus escopetas y las de Turgeon.

El propio Nichols les disparó a los animales y condujo la embarcación hacia los leones marinos para que Turgeon y otros miembros de su tripulación pudieran apuntar mejor, señalaron los fiscales.

“Esta tripulación admitió haber disparado más de 50 veces contra los leones marinos y matado a por lo menos tres de los 15 ejemplares que fueron encontrados muertos en 2015”, dijo la fiscal adjunta Aunnie Steward, quien llevó el caso.