#ALasAulas: El reclamo de 130 organizaciones para que no se cierren las escuelas

·3  min de lectura
Más de un centenar de organizaciones civiles reclaman que las escuelas sigan abiertas
Ignacio Sánchez

Bajo el slogan #ALasAulas, un colectivo de 130 organizaciones de la sociedad civil solicitó revisar la decisión de suspender las clases presenciales en el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA), anunciada ayer por el presidente Alberto Fernández.

La campaña ya cuenta con el apoyo de 200.000 ciudadanos. A casi dos meses de la reapertura de las escuelas en la Argentina, #ALasAulas, que tiene como principal objetivo que la educación sea prioridad en 2021, ratifica la importancia de mantener las escuelas abiertas, en base a la evidencia disponible”, dice el comunicado difundido por los organizadores.

Allí se menciona que diversos estudios realizados a lo largo del mundo (por Unesco, Unicef, Banco Mundial y Banco Interamericano de Desarollo) ya demostraron que la suspensión de clases presenciales tiene como consecuencia el incremento de las desigualdades, la pérdida de aprendizajes, el deterioro de la salud física y emocional de los estudiantes y menores posibilidades futuras de empleo.

La suspensión de clases presenciales tiene como consecuencia el incremento de las desigualdades, la pérdida de aprendizajes, el deterioro de la salud de los estudiantes
Mauro V. Rizzi


La suspensión de clases presenciales tiene como consecuencia el incremento de las desigualdades, la pérdida de aprendizajes, el deterioro de la salud de los estudiantes (Mauro V. Rizzi/)

A nivel local, el comunicado recoge los datos oficiales relevados por el Ministerio de Educación de la Nación en la plataforma Cuidar Escuelas y difundidos la semana pasada: solo el 1,03% de directivos, docentes y auxiliares se contagiaron de Covid-19 desde que se retomó la asistencia. Entre los estudiantes con clases presenciales, el porcentaje de casos positivos es 0,16%.

“Aunque comprendemos que la situación es delicada, nos parece fundamental agotar todas las posibilidades antes de disponer el cierre de una escuela. En su momento apoyamos la decisión de los ministros de hacer posible el regreso a las aulas en marzo. Ahora atravesamos un momento bisagra: es fundamental que sigamos priorizando la educación. Estamos realmente frente a una emergencia educativa y, como siempre, los que más pierden son los estudiantes de contextos vulnerables”, resumió Ignacio Ibarzábal, director de Argentinos por la Educación, una de las organizaciones que impulsa la campaña.

La iniciativa surgió a fines del 2020 para solicitar que se volviera a la presencialidad en las aulas. Una de las premisas fundamentales del colectivo es que exista “un plan para cada lugar, para cada situación y para cada momento”.

Ante el anuncio del Presidente, desde la campaña explican que las escuelas deben ser lo último en cerrar y lo primero en abrir. “Buscamos que no se cierren escuelas sin que haya evidencia concluyente que avale la decisión y que, si finalmente se realizan restricciones, sean en la menor escala posible (idealmente por escuela), de manera progresiva y por tiempo determinado”.

Entre las organizaciones participantes, prima una gran preocupación por el dramático aumento del abandono a causa del cierre de las escuelas. “Aunque no hay información certera, estimaciones realizadas por Agustín Claus, investigador de Flacso, indican que más de 1,5 millones de estudiantes están en riesgo de desvinculación del sistema educativo. Esto implica que el abandono podría triplicarse a raíz de la pandemia”, dice el comunicado.

Magdalena Fernández Lemos, directora ejecutiva de Enseña por Argentina, otra de las organizaciones que lidera la campaña, indica: “Tenemos la oportunidad y la responsabilidad de aprender de lo que sucedió el año pasado. La educación debe ser una prioridad y, entre otras cosas, eso hoy significa que las decisiones se construyan desde la evidencia y desde el diálogo. Cuidarnos es cumplir con todas las medidas y precauciones, pero también es prepararnos para poder hacerlo. Por eso, es fundamental que logremos planes claros, progresivos y consensuados”.

La campaña ya reúne el apoyo de más de 200.000 personas y convoca a toda la ciudadanía a apoyar esta solicitud mediante su firma en www.alasaulas.org.