Alarma percepción de inseguridad en Zacatecas

ZACATECAS, Zac., enero 20 (EL UNIVERSAL).- De acuerdo al último estudio elaborado por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), dos ciudades de este estado: Fresnillo (97.7%) y la capital (93.35%) ocupan los dos primeros lugares del ranking nacional de ciudades con mayor percepción de inseguridad, lo cual preocupa a los zacatecanos.

El alcalde de Fresnillo, Saúl Monreal Ávila dijo estar preocupado de que la gente siga teniendo mucho temor, pese a que los índices de homicidios en su municipio han disminuido 46%; a la par cuestionó al Inegi por no precisar los criterios que usa para dar esos resultados que a la vez permitieran ubicar con precisión qué colonias son los focos rojos. Cabe mencionar que el presidente municipal capitalino, Jorge Miranda se negó a ser entrevistado.

Monreal Ávila argumenta que los índices delictivos oficiales de la Fiscalía General de Justicia de Zacatecas y las autoridades federales en sus informes nacionales de los 50 municipios prioritarios han reconocido que Fresnillo registra una disminución de los índices delictivos, a diferencia de los municipios de Zacatecas y Guadalupe que se han incrementado.

En cambio, la mayoría de los ciudadanos de Zacatecas y Fresnillo consultados por EL UNIVERSAL, coinciden en que "no es mentira, es una terrible realidad que la gente vivimos con miedo".

Daniel Martínez, habitante de Fresnillo, dijo que la violencia en este municipio "ha impactado fuertemente, porque ha alcanzado hasta la gente de bien, hasta niños han matado, han afectado patrimonios y así las familias se sienten vulneradas, porque cuando ocurre un caso es como un reguero de pólvora".

Asegura que lo peor es que la autoridad "está muda, porque nosotros nos enteramos por las páginas que hacen transmisiones en vivo. La autoridad se esconde no sale, quiere que hagamos vida social, pero cómo, cuando vemos otra realidad".

Monserrat Garza, quien es criminóloga y vive en la capital de Zacatecas, lamenta que la capital ocupe el segundo lugar y lo atribuye a que se une con la unidad metropolitana con el municipio de Guadalupe, pero más allá de las demarcaciones, confirma que "la inseguridad ha rebasado todas las zonas".

"Antes se creía que solo ocurría en centros nocturnos o donde se maneja flujo de efectivo, pero ahora, la comisión de los delitos ocurre en lugares considerados como neutros como templos, unidades deportivas, colonias, ya no hay una zona que se salve", dice.

Marco Antonio Martínez Velázquez, de 33 años de edad, dijo que este temor es generado por la violencia que ha desatado la pugna entre cárteles y ahora se refleja en la capital.

Refiere que el miedo es generalizado entre la ciudadanía por sentirse más vulnerable, porque "parece que las supuestas reglas de la vieja guardia del narco desaparecieron, porque antes decían que no se metían con niños ni mujeres, ahora agarran a quien se topen, es una violencia irracional que ocurre a cualquier hora y en cualquier espacio".