Alan Austria sufrió para adaptarse a un estilo distinto de informar

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 6 (EL UNIVERSAL).- Para entrar a la cadena de televisión internacional France 24 el conductor Alan Austria tuvo que esperar meses y realizar pruebas. Cuando fue seleccionado, un nuevo reto se le presentó: adaptarse a comunicar, dejando atrás sus costumbres mexicanas.

"Asimilar el estilo de redacción de France 24 fue complicado, en América Latina tenemos un estilo de redacción con un poco más de sabor, más personal, y podemos hablar de tú, saludar al televidente; adaptarme a este nuevo estilo que es absolutamente informativo, donde el 'hola cómo están, bienvenidos' ya está rayando en estar hablando de más… esa adaptación fue duro", contó Alan Austria en entrevista.

El presentador recuerda que entre muchos otros sacrificios, uno de los más duros ha sido el estar lejos de su familia. Cuando el terremoto de 2017 sacudió a México él estaba al aire y tuvo que dar la noticia sin tener oportunidad de hacer una llamada para preguntar por sus allegados.

Su labor al frente del noticiero y programas como "Boleto de vuelta" y "Deportes domingo" ha sido ardua, pero gratificante.

La cadena se transmite en cuatro idiomas: francés, inglés, árabe y español en países de distintos continentes como Europa, América, Asia y África, él es el encargado hispano de hacer llegar las noticias mundiales.

"Fuera de cuadro ha sido increíble ser tantas nacionalidades en un mismo sitio, tener jefes de tantas nacionalidades y con estilos distintos, mientras que dentro de cuadro a veces me enfrento a entrevistas complicadas".

A punto de cumplir cinco años en la cadena, Austria asegura que aprendió a adaptarse a la vida en Colombia, donde reside y a cuatro años de su incorporación acepta que lo ha mantenido su pasión por su profesión.

Durante la pandemia acepta que ha vivido los meses más difíciles de su vida, pero se mantiene optimista.