Mueren tres personas al arrollar un camión a una multitud en Estocolmo

Por Johan Ahlander
1 / 2

Al menos dos muertos al arrollar un camión a una multitud en Estocolmo

Al menos tres personas murieron el viernes cuando un camión arremetió contra una multitud en una calle comercial y se estrelló contra unos grandes almacenes el centro de Estocolmo, dijo la policía. En la imagen, la policía frente a unos grandes almacenes del centro de Estocolmo el 7 de abril de 2017. TT News Agency/Jessica Gow/via REUTERS

Por Johan Ahlander

ESTOCOLMO (Reuters) - Un camión arremetió el viernes contra una multitud en una calle comercial y se estrelló contra unos grandes almacenes el centro de Estocolmo, matando a tres personas e hiriendo a ocho en lo que el primer ministro sueco dijo que parecía ser un ataque terrorista.

Parte del centro de Estocolmo fue acordonado y el área fue evacuada, incluida la principal estación de trenes. Todo el tráfico del metro fue suspendido por orden de la Policía.

"Suecia ha sido atacada. Todo apunta al hecho de que ha sido un ataque terrorista", dijo el primer ministro Stefan Lofven a periodistas durante una visita al oeste de Suecia. Inmediatamente regresó a la capital.

Gran cantidad de servicios de policía y emergencias se encontraban en el escenario, dijo un testigo de Reuters.

Nadie ha sido arrestado en conexión con el ataque, dijo la Policía. No hubo reivindicación inmediata de la autoría.

En el último año han ocurrido varios atentados en Europa en los que camiones o coches fueron embestidos contra multitudes. Al Qaeda en 2010 instó a sus seguidores a utilizar camiones como armas.

El 22 de marzo, un hombre condujo en Londres un coche contra peatones en el puente de Westminster, matando a cuatro personas, y después asesinó a puñaladas a un agente de policía antes de morir por disparos de la Policía.

Además, el Estado Islámico reivindicó tanto la autoría de un ataque en la ciudad francesa de Niza el año pasado cuando un camión mató a 86 personas que celebraban el Día de la Bastilla, como el de Berlín en diciembre cuando un camión arrolló un mercadillo de Navidad matando a 12 personas.

Una fuente del Gobierno dijo a Reuters que todas las oficinas gubernamentales suecas se habían cerrado. Todos los ministros estaban a salvo, dijo la fuente.

"Estábamos en el semáforo de Drottninggatan (Calle de la Reina) y escuchamos unos gritos y vimos el camión aproximándose", dijo un testigo, que rechazó ser identificado, a Reuters.

"Entonces condujo contra una columna del Ahlens City (centro comercial) donde la cubierta empezó a arder. Cuando paró vimos a un hombre tumbado debajo del neumático. Fue terrible verlo", dijo el hombre, que vio el incidente desde dentro de su coche.

El periodista radiofónico Martin Svenningsen dijo que vio tres personas muertas, "pero probablemente hubo más". Un testigo de Reuters vio lo que parecían ser cuerpos cubiertos por mantas en el escenario.

El rey Carlos Gustavo, el jefe de Estado de Suecia, expresó su horror ante el ataque.

"Nuestros pensamientos están con aquellos que se han visto afectados y a sus familias", dijo en un comunicado del Palacio Real.

En Bruselas, la Unión Europea ofreció su apoyo y solidaridad.

"Un ataque a cualquiera de nuestros estados miembros es un ataque a todos nosotros", dijo el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. "Una de las ciudades más vibrantes y coloridas de Europa parece haber sido golpeada por aquellos que le desean daño y a nuestro propio estilo de vida".