Ataques aéreos al noreste y este de Siria dejan 20 muertos

Por BASSEM MROUE

BEIRUT (AP) — Un ataque aéreo nocturno, posiblemente perpetrado por la coalición que encabeza Estados Unidos, impactó una localidad del este de Siria bajo control del grupo Estado Islámico con un saldo de al menos 10 muertos y decenas de heridos, informaron activistas de oposición.

En otra ofensiva, esta llevada a cabo durante el día, fue atacado un poblado bajo control rebelde en el noroeste del país, donde murieron una mujer y nueve niños.

Los activistas dijeron la tarde del lunes que el ataque en el poblado de Boukamal, en la frontera con Irak, fue muy similar a los realizados por la coalición que encabeza Estados Unidos, que tiene como objetivo al Estado Islámico tanto en Siria como Irak. Las ofensivas aéreas de la coalición han dejado decenas de civiles muertos en las últimas semanas, conforme se intensifica la lucha contra los extremistas.

La nueva ofensiva tuvo lugar en un momento en el que la coalición que encabeza Estados Unidos es blanco de fuertes críticas por parte de Human Rights Watch debido a otro incidente letal ocurrido el mes pasado en el norte de Siria, en el cual murieron decenas de personas.

La agencia noticiosa Aamaq, vinculada al Estado Islámico, dijo que el ataque a Boukamal dejó seis muertos y 15 heridos, todos mujeres y niños. No indicó si en la ofensiva también murieron combatientes islamistas.

El comando regional del ejército estadounidense, CENTCOM, dijo en respuesta a una solicitud de The Associated Press, que estaba al tanto de los reportes y se encuentra investigando.

Los activistas dieron cifras contradictorias de las bajas. El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, dijo que la ofensiva en Boukamal mató a 15 civiles, incluyendo mujeres y niños, así como a tres combatientes iraquíes del Estado Islámico.

El activista de oposición Omar Abu Laila, quien actualmente vive en Europa pero es originario de la provincia en la que se llevó a cabo el ataque y aún cuenta con contactos en la zona, dijo que al menos 10 personas fallecieron, incluyendo una familia de cuatro iraquíes. Dijo que el Estado Islámico acordonó la zona y cortó todas las telecomunicaciones después de la ofensiva, que provocó importantes daños en al menos cuatro edificios.

"El número de bajas es enorme", recalcó Abu Laila, quien dijo que se utilizaron los altoparlantes de las mezquitas para exhortar a la población a dirigirse a los hospitales a donar sangre.

___

El periodista de Associated Press Maamoun Youssef en El Cairo contribuyó con este despacho.