El ajuste perfecto: sujetadores que se sienten como si estuvieras sin sujetador

·6  min de lectura

Demasiado apretados, demasiado restrictivos y posiblemente un tamaño demasiado pequeño, los sostenes no son muy divertidos. De hecho son probablemente una de las mayores injusticias de vestuario que enfrentan las personas con senos, por lo que no fue una sorpresa cuando en julio, la actriz Gillian Anderson reveló que había dejado de usarlos por completo.

"No puedo usar sostén", anunció durante una sesión de preguntas y respuestas en Instagram Live con sus seguidores. “Lo siento, no me importa si llego a mi ombligo, mis pechos llegan a mi ombligo, ya no llevo sujetador; es demasiado incómodo".

La noticia fue bien recibida y las mujeres elogiaron a Anderson de 53 años, en las redes sociales por priorizar la comodidad sobre las normas sociales y desafiar el status quo. "Gillian Anderson derribando el patriarcado sin ayuda de nadie sin nunca usar sostén", tuiteó una persona.

Otro agregó : “Gillian Anderson, dijo que los sostenes son incómodos y dejó de usarlos. Estoy de acuerdo, trate de limitar su uso tanto como podía. Toda mujer debería tener una opción al respecto en lugar de vivir las expectativas impuestas por la sociedad".

Por supuesto, el alejamiento de los sujetadores es parte de una rebelión de la moda más amplia que se ha estado gestando durante los últimos 18 meses. Cuando se produjo la pandemia en marzo de 2020, se les dijo a los británicos que se quedaran en casa durante el futuro previsible, lo que dejó obsoletos sus guardarropas formales. La ropa por estar en casa estaba de moda; los sujetadores junto con otros artículos incómodos, estaban fuera.

Pero deshacerse de los sujetadores por completo es más fácil de decir que de hacer. En respuesta a la revelación de Anderson, muchas mujeres expresaron su frustración por no poder hacer lo mismo debido al tamaño de sus senos.

“Estoy tan feliz por ella ... ¿yo ?? Necesito ... son demasiado grandes ”, tuiteó una persona. “Me encantaría la cirugía de reducción de senos. ¡Mi espalda y hombros se sentirían increíbles!".

Otro agregó : "No, pero ¿cómo es que Gillian Anderson se va sin sostén? Creo que tenemos aproximadamente el mismo tamaño de tetas, pero siempre me duele la espalda cuando no uso sostén".

Y por muy tentador que sea quemar literalmente nuestros sujetadores, no es una solución viable para muchas mujeres. Gracias a Dios, los sujetadores se han renovado en los últimos meses.

Leer más: CÓMO EL CINE Y LA TV SEXUALIZARON LA ROPA DE OFICINA DE LAS MUJERES

En respuesta a los cambios en los hábitos de consumo provocados por la pandemia y al hecho de que los sujetadores estructurados han ido pasando de moda durante algún tiempo, ha llegado una nueva clase de sujetadores.

Suaves, de malla y a veces inspirados en el deporte, estos sujetadores son un antídoto muy necesario para los rígidos aros de antaño. A veces ni siquiera se siente como si estuvieras usando uno.

También están subiendo en la escala de tendencias de la moda, con la plataforma de compras global en línea Lyst, a menudo clasificando bralettes en muchos de sus resúmenes trimestrales de los "productos más populares" a lo largo de 2020, incluido este de Jacquemus y este de Calvin Klein.

Pero, ¿por dónde empezar en este nuevo y valiente mundo de sujetadores?. Para los no iniciadas, es mejor comenzar con algo simple, algo como Skims. Gracias a sus cortes favorecedores y sus tejidos supersuaves, la marca fundada por Kim Kardashian se ha convertido en una de las marcas más buscadas durante la pandemia.

Cuando se trata de los mejores sujetadores, el "Bralette triangular para todo el mundo" (con un costo de 35 libras esterlinas) es un ganador completo. No solo ofrece suficiente soporte, con tirantes ajustables para los hombros y una costura elástica debajo del pecho, sino que también está hecho de una tela elástica de "segunda piel" que es increíblemente cómoda.

También viene en una amplia gama de tamaños, desde XXS hasta 4X, que es el equivalente a una copa DDD. El único inconveniente para los fanáticos de la moda es que los artículos Skims vienen exclusivamente en tonos neutros, con cada artículo una variación en marrón, negro, crema o beige.

Sin embargo, si lo tuyo son los neutrales, pero quieres algo un poco más dinámico en cuanto al estilo, dirígete a Heist. La marca podría ser mejor conocida por su estilo hoisery, pero Heist se ha convertido rápidamente en un favorito para la ropa interior cómoda impulsada por las tendencias. Además todo está hecho de forma sostenible.

Su nuevo bralette Eco Lace (con un soto de 54 libras esterlinas), que viene en blanco y negro, presenta inserciones de malla y encaje estampado en las copas, lo que da como resultado un look moderno pero sutil.

Todas las telas utilizadas para el sujetador están compuestas de materiales reciclados y es completamente libre de aros de metal, lo que significa que ocupa un lugar destacado en términos de sujetadores que te hacen sentir como si no estuvieras usando uno en absoluto.

Para otros sostenes, más orientados a la moda que no comprometen el estilo o la comodidad, no busque más que Fruity Booty. La marca de lencería es una de las favoritas de culto entre las estrellas como Kendall Jenner y recientemente se ha asociado con la modelo Kiko Mizuhara, para producir una línea de sujetadores hechos de malla suave reciclada, diseñada para ser lo más cómoda posible.

Impresiones estrafalarias y tonos vibrantes son el puerto de escala aquí, con reflejos que incluyen este sujetador Taiyō naranja (con un costo de 70 libras esterlinas) que viene en una impresión única. Con correas gruesas ajustables, es una excelente opción para aquellas con senos más grandes, que ofrece soporte y estilo, pero sin hundirse en las costillas.

En otra parte del reino de los sostenes confortables, está Les Girls Les Boys, que ofrece una amplia gama de diseños innovadores hechos de telas suaves y elásticas. Nos encanta este sujetador suave de malla estática (costo 30 libras esterlinas) que está cubierto de rayas de cebra y viene en una versión de color rojo brillante, naranja, blanco y negro.

Finalmente, para aquellos que prefieren el encaje y los estilos de bralette más grandes, diríjase a Cosabella. El bralette Never Say Never más vendido de la marca presenta un escote profundo con un panel de encaje completo debajo. Con tirantes anchos y un encaje festoneado semitransparente, es un sostén que no quedaría mal si se usara como top, por ejemplo un festival de verano o una excursión de vacaciones. Las copas no acolchadas ofrecen la máxima comodidad, mientras que el tamaño es bastante amplio, hasta 38F y 40DD.

Ahora ya lo sabes, siéntete libre de ir sin sujetador como Anderson, sin tener que ir sin sujetador en absoluto.

Relacionados

Los mejores momentos de la moda en la ceremonia de apertura de Tokio 2020

Stella McCartney dice que la industria de la moda está “pasada de moda” cuando se trata de sostenibilidad

Que comiencen los juegos de la moda en Tokio

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.