El ajustado balance de soja en EE.UU. revitalizó los precios en Chicago

·3  min de lectura
Poroto de soja
Shutterstock

Después de conocidos los dos informes publicados por el USDA el miércoles pasado sobre existencias al 1° de junio y sobre superficies sembradas en Estados Unidos entramos a jugar un partido totalmente distinto. Ya quedaron atrás las posiciones compradas de los fondos y la liquidación obligada de sus posiciones vendiendo, por vencimiento de la posición futura julio, lo que provocó una de las mayores bajas de los últimos tiempos, tanto en soja como en maíz.

Entonces, pasado el 30 de junio, con todas las posiciones compradas ya canceladas, en el mercado entran a jugar otros factores más relacionados al trading real. Para dar una idea de orden de magnitud, entre el 4 de mayo y el 15 de junio los fondos liquidaron su posición comprada por un total de 15,2 millones de toneladas y los especuladores no comerciales lo hicieron por un total de 17,9 millones de toneladas, entre los dos limpiaron del mercado más de 33 millones de toneladas.

El ministro Basterra justificó el cepo a la carne como un “parar la pelota”

En el caso de la soja, los fondos cancelaron parte de su posición comprada vendiendo 9,15 millones de toneladas en el mismo periodo y los especuladores no comerciales lo hacían por un volumen de 8,8 millones de toneladas, entre estos dos operadores se fueron del Pit electrónico 17,95 millones de toneladas de soja.

A pesar de esta impresionante venta masiva de soja y de maíz, en la realidad obligadas por la expiración de la primera posición de contrato futuro, queda todavía una nueva posición comprada, en posiciones nueva cosecha, tanto de soja como de maíz.

Queda abierta entonces una nueva película que ahora tendrá que lidiar con factores mas tangibles, tanto por el lado de la oferta como de la demanda. Para comenzar con factores más tangibles hay que mencionar el informe de existencias que el USDA publicó el miércoles, sorprendiendo a los operadores del mercado. Todos estaban esperando los ajustes en la superficie de siembra, se confirmó un aumento de 600.000 hectáreas en la superficie de maíz y la de soja quedo prácticamente con pocos cambios, cuando apareció un nuevo Cisne Blanco, la fuerte baja en las existencias de soja y de maíz, con un fuerte impacto alcista en los mercados.

Las existencias de soja fueron las mas afectadas, con una caída de 16,7 millones de toneladas entre el 1° de junio de 2020 y el 1° de junio actual, equivalente al 44%. El dato relevante es que el nivel de existencias que queda, de 20,8 millones de toneladas, es apenas suficiente para menos de 3 meses de consumo interno y exportaciones en los Estados Unidos.

La primera reacción de Chicago fue un aumento explosivo en el precio de la soja. En estos momentos los productores tienen soja declarada por casi seis millones de toneladas, cifra equivalente a un mes de consumo interno (entre demanda doméstica y demanda de los exportadores). Como vemos la situación será muy ajustada y si los productores perciben el poder que significa tener hoy en día soja física, con la fuerte caída de existencias blanqueada por el USDA, habrá una dura pelea entre los exportadores, la industria y los consumos locales. No hay dudas que se requiere un nivel de oferta perfecto hasta el momento del empalme con el ingreso de la cosecha nueva. Si así no fuera, estamos ante el “final de la suba anunciada”.

Fundador de GuruMarket

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.