Buenos Aires. La UCR define su perfil en una interna clave para la oposición

Matías Moreno
·5  min de lectura
Maximiliano Abad y Gustavo Posse.
Collage.

En una disputa con final incierto, que podría incidir en el futuro perfil de Juntos por el Cambio a nivel nacional, la UCR elegirá hoy a sus nuevas autoridades en la provincia de Buenos Aires, el distrito más poblado del país.

En medio del proceso de introspección sobre el rol del partido dentro de la principal coalición opositora, los afiliados bonaerenses del radicalismo definirán a su nueva conducción, en una elección interna que se nacionalizó durante las últimas semanas. El desenlace de la contienda inquieta al macrismo en la provincia.

El oficialismo lleva como candidato al jefe de la bancada de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados bonaerense, Maximiliano Abad, quien cuenta con el respaldo de Daniel Salvador, actual titular del partido y exvicegobernador de María Eugenia Vidal, y la estructura tradicional del radicalismo. Durante la campaña, el dirigente de Mar del Plata cosechó el apoyo de los principales referentes nacionales de la UCR, como los gobernadores Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes) o los jefes parlamentarios de Juntos por el Cambio, Mario Negri y Luis Naidenoff. También cuenta con el aval de Ernesto Sanz.

Maximiliano Abad, durante un acto de campaña junto a Luis Naidenoff y Mario Negri
Maximiliano Abad, durante un acto de campaña junto a Luis Naidenoff y Mario Negri


Maximiliano Abad, durante un acto de campaña junto a Luis Naidenoff y Mario Negri

Abad se enfrentará con el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, cuya postulación es impulsada a nivel nacional por Martín Lousteau. Tras la interna radical en Córdoba, donde Rodrigo de Loredo, apalancado por el senador nacional, perdió por estrecho margen con Marcos Carasso, el candidato de Negri, el sector de Lousteau apuesta a un triunfo en Buenos Aires con el objetivo de pelear por la conducción nacional de la UCR y cambiar el perfil del partido.

En las últimas elecciones partidarias en la provincia votaron unos 30 mil afiliados, pero en el campamento de Posse esperan que unos 90 mil correligionarios se movilicen este domingo para sufragar. En el oficialismo son más cautos: calculan que votará un 10% de los 648 mil afiliados que se encuentran habilitados en el distrito. El Gobierno exceptuó ayer del cumplimiento del Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (DISPO) a los involucrados en la celebración de las elecciones la UCR y fijó un protocolo para la realización de los comicios.

Maximiliano Abad: “Un triunfo de Posse va a generar mucha incertidumbre”

La interna bonaerense se tensó durante los últimos días luego de que Morales atacara a Posse, a quien acusó de ser la expresión de un “feudo hereditario”. Lousteau recogió el guante y le apuntó al gobernador de Jujuy. “¿Cuántas veces vino Morales a la provincia entre 2015 y 2019? Nunca. Está muy bien que baje para hacer campaña, se ve que hay algo muy importante que quiere preservar. No creo que sea la identidad radical”, ironizó. Para Lousteau, “no es genuina” la intención de Morales, Sanz y Abad de tener “un radicalismo fuerte” dentro de Juntos por el Cambio. “Basta de la comodidad de los cargos de minoría”, enfatizó.

Además, Posse acusó anteayer a dirigentes de Pro y Joaquín de la Torre, exministro de Gobierno de Vidal, de querer “interferir” en la interna radical para favorecer a Abad. “Está jugando de forma descarada”, dijo anteayer durante un encuentro con la prensa en el hotel Libertador.

Gustavo Posse cuenta con el apoyo de Martín Lousteau
Gustavo Posse cuenta con el apoyo de Martín Lousteau


Gustavo Posse cuenta con el apoyo de Martín Lousteau

Abad, que lleva en la lista Adelante Buenos Aires a Erica Revilla, Alejandra Lorden y Gastón Manes, entre otros, apuesta por conservar la unidad estratégica de Juntos por el Cambio y defiende el legado de Salvador. Cree que el radicalismo se fortaleció durante el mandato de Vidal y ahora está preparado para liderar el conglomerado opositor. “Vamos a ganar bien. Queremos ser la columna vertebral de nuestra coalición y liderarla en el futuro”, señaló Abad a LA NACION.

En cambio, Posse consideran que la lista del oficialismo representa una continuidad de la gestión de Salvador, a quien acusa de haber tenido una actitud “dócil”, “sumisa” y “entreguista” frente al Pro. El jefe municipal trabaja en tándem con Lousteau, su “paraguas nacional”, para “erradicar el complejo de minoría” del radicalismo. “Vamos a ganar. Este es el fin de cinco años de sumisión y servilismo”, aventuró Posse.

El intendente de San Isidro, que lleva como candidata a vicetitular del comité provincial a Danya Tavela en la lista Protagonismo Radical, cuenta con el respaldo de Federico Storani y Juan Manuel Casella.

Gustavo Posse: “El radicalismo fue sumiso y servil durante los últimos cinco años”

Abad rechaza las críticas de Posse a Salvador. “Eso forma parte de un relato de campaña. Tenemos un partido que se ha puesto en valor”, indicó el diputado, quien considera que un eventual triunfo del sector de Posse generará “incertidumbre” en el armado de Juntos por el Cambio. En el oficialismo recuerdan que dos aliados del espacio opositor (Walter Carusso y Fernando Pérez) conformaron un bloque con diputados bonaerenses que responden a Emilio Monzó tras la llegada de Axel Kicillof a la gobernación. Frente a los cuestionamientos, Posse niega que tenga una actitud rupturista: aboga por construir un radicalismo más fuerte, con “vocación de mayoría”.

Elecciones porteñas

Los afiliados radicales también votarán hoy en la Capital, donde elegirán a los delegados partidarios en las comunas. Del resultado de esa contienda saldrá el próximo titular de la UCR porteña. En la interna competirán tres listas. Por un lado, el oficialismo, que tiene como referentes a Lousteau, Emiliano Yacobitti, Guillermo de Maya y Enrique “Coti” Nosiglia. Y por el otro, la nómina que impulsa Daniel “el tano” Angelici y su alfil, Martín Ocampo, y la lista que patrocinan Jesús Rodríguez, Ricardo Gil Lavedra y Facundo Suárez Lastra. Tanto el oficialismo como el angelicismo respaldan a Lousteau en el distrito.