Airbus de Puerto Real (Cádiz) desconvoca encierro al no cerrarse fábrica

Agencia EFE
·3  min de lectura

Puerto Real (Cádiz), 21 abr (EFE).- Los trabajadores de la planta de Airbus de Puerto Real (Cádiz) han desconvocado el encierro que habían convocado hoy al conocer que la multinacional no ha planteado en su reunión de hoy el cierre o la venta de esta factoría, tal y como temían.

"Ganamos tiempo, un poco de aire para poder seguir con las negociaciones. No es para irse de fiesta porque el problema persiste, el partido no está ganado y hay que seguir negociando" explica a EFE Alejandro González, miembro del comité de empresa de Airbus Puerto Real por CCOO.

Este es el ánimo que se ha extendido entre los cerca de 400 trabajadores de la planta de Airbus de Puerto Real que este mediodía se concentraban en las puertas de la factoría, pendientes de lo que ocurría en la reunión que se celebraba en Toulouse (Francia) entre la dirección del gigante europeo de la aeronáutica y el comité europeo de representantes de los trabajadores.

Una vez que se ha despejado el peor de los escenarios, el cierre de la planta más pequeña de Airbus, los trabajadores pueden respirar sabiendo ya que la multinacional "tiene la vocación de que esta factoría siga dentro del perímetro de Airbus y de su plan industrial", por lo que entienden que, dentro de esa estrategia, habrá un reparto de la carga de trabajo entre las distintas plantas.

"No nos vamos a quedar de brazos cruzados, continuaremos manteniendo movilizaciones sostenidas, equilibradas con el devenir de las noticias", añade el sindicalista.

De momento, esta fábrica parece tener un futuro dentro de Airbus.

La planta de Puerto Real entró en crisis antes de la pandemia del coronavirus, ya que el mercado internacional dejó de comprar el A-380, el avión europeo más grande. La construcción de su estabilizador horizontal, una pieza de 40 metros, abarcaba cerca de un 80 % de su carga de trabajo.

Los representantes sindicales españoles que asistían a la reunión en Toulouse han comunicado a la plantilla en España que "se va a seguir dando oportunidad para el diálogo y la negociación bajo el axioma de que no se va a cerrar ninguna planta de Airbus ni tampoco se va a perder empleo en el grupo en España", según explicaba en la planta gaditana el presidente del comité de empresa, Juan Manuel Trujillo.

La noticia ha abierto lo suficiente las esperanzas para que los trabajadores desconvocaran su encierro.

La dirección de Airbus, en una declaración enviada a Efe, recordaba poco después que la situación en esa planta sigue siendo "crítica" y que su futuro sigue en el aire, pendiente de que se encuentre una solución que garantice su competitividad y permita su continuidad.

"La compañía no ha hecho ninguna mención al cierre o al no cierre de Puerto Real", según la declaración.

Para los trabajadores, según Trujillo, se trata ahora de "alcanzar acuerdos de verdad" entre la empresa, los trabajadores y las administraciones para "ganar tiempo" mientras se recupera "la demanda de los más de 7.000 aviones civiles pendientes de entrega".

"Es una alegría contenida, las cosas no están clarificadas. Significa que se lo han pensado. Y cuando la multinacional se lo piensa, da pie a buscar otra salida", explica Alejandro González.

Sin embargo CGT ha considerado "una irresposabilidad absoluta" abandonar las movilizaciones sin ningún compromiso y ha anunciado que sus representantes continuarán con ellas, con una acampada a las puertas de la fábrica.

"El que hoy no se haya decretado el cierre no quiere decir que éste no está ya acordado, ¿Quién garantiza que no se decida mañana? ¿O después de ciertas elecciones? ¿O, simplemente, que no se diga y se deje morir vaciándola de personal y carga de trabajo?", apunta la CGT.

(c) Agencia EFE