Ahorro de energía: el Gobierno dispuso una medida similar a la tomada por Raúl Alfonsín en 1989

·3  min de lectura
Galería Las Vegas en Belgrano sin luz
Hernán Zenteno

Hace 33 años, durante el gobierno del radical Raúl Alfonsín, se decretó “asueto para estatales para ahorrar luz”. Hoy el gobierno de Alberto Fernández decretó “trabajo a distancia por ahorro de energía para todos los empleados de la Administración Pública Nacional, por la creciente demanda en la matriz energética y con el objetivo cortes masivos como los ocurridos el martes. Los problemas de ayer, son también los de hoy.

Horacio Rodríguez Larreta volvió a diferenciarse del Gobierno y remarcó: “No podemos decir que no vayan a trabajar”

El 6 de enero de 1989, en medio de una emergencia energética, la administración de Alfonsín declaró “asueto para todos los trabajadores estatales desde el viernes 6 de enero hasta el martes 10 inclusive”, como una medida extrema que ayudara a palear la demanda de luz en la zona del Gran Buenos Aires y puntos neurálgicos del interior del país.

Durante aquella crisis, que arrancó en diciembre de 1988, el país sufrió innumerables cortes del servicio eléctrico debido a una combinación de factores que dificultaron la distribución correcta de la energía. El Gobierno y la secretaría de Energía, comandada por Roberto Pedro Echarte, debió implementar interrupciones rotativas de cinco horas a todos los usuarios de Servicios Eléctricos del Gran Buenos Aires (SEGBA), y más tarde se incorporó a resto del país.

El exsecretario de Energía Roberto Echarte y Raúl Alfonsín
El exsecretario de Energía Roberto Echarte y Raúl Alfonsín


El exsecretario de Energía Roberto Echarte y Raúl Alfonsín

Los inconvenientes se relacionaban con serios problemas en la Central Hidroeléctrica de Embalse Río lll (por una fuerte bajante del rio); contratiempos en la Central Nuclear de Atucha; y un incendio en la red de distribución ubicada en el El Chocón que retrasaba la distribución general de electricidad.

La problemática se agudizó por cortes realizados por SEGBA antes de lo anunciado, y que se extendían más de lo establecido. Se establecieron horarios para ver la televisión. Se modificó el calendario deportivo para aprovechar la luz del día y se adelantó una hora el reloj para acomodar la rutina de los argentinos.

A diferencia del asueto dispuesto hace 33 años, el Gobierno actual dictaminó que tanto hoy como mañana el sector administrativo público continúe con sus funciones laborales desde sus hogares. La medida tomada por el presidente Alberto Fernández y su Gabinete alcanza a la toda Administración Pública Nacional, empresas y sociedades del Estado, entes públicos y fondos fiducidarios, con pequeñas excepciones.

La intención es moderar el uso de los recursos energéticos en la región del Gran Buenos Aires, para evitar que se registren cortes que afecten a más de 700 mil usuarios.

Ola de calor: a qué hora será hoy el pico de temperatura y cuándo llegarán las lluvias

Antecedente Moderno

Los cortes de luz en verano se registran todos los años.
Santiago Filipuzzi


Los cortes de luz en verano se registran todos los años. (Santiago Filipuzzi/)

En 2013 durante el segundo mandato de Cristina Kirchner, también se dispuso un asueto que abarcaba a toda la administración pública nacional y que incluyó a la ciudad de Buenos Aires.

“Estamos trabajando en un comando unificado, no desde ahora sino desde que la ola de calor empezó a considerarse urgente y grave”, remarcó el por entonces jefe de gabinete Jorge Capitanich durante el anuncio, en relación a las medidas adoptadas también por gobernador de la provincia de Buenos Aires Daniel Scioli y el jefe de Gobierno Mauricio Macri.

Los cortes generalizados y extendidos en algunos casos por más de diez días concluyeron con piquetes y movilizaciones en diferentes barrios porteños y de la provincia exigiendo tanto a la ciudad como a nación que solucionen el problema.

Desde el Gobierno de Cristina Kirchner, al igual que ahora, centraron la problemática y la culpa en las empresas distribuidoras Edenor y Edesur. El por entonces ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios Julio De Vido, había dicho que las distribuidoras de Buenos Aires “no estuvieron a la altura del crecimiento” de la economía argentina a lo largo de los diez años de gobierno kirchnerista.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.