Agustina Díaz niega ser la que aparece en el video que difundió la TV Pública

·2  min de lectura
Brenda Uliarte y Agustina Díaz
Brenda Uliarte y Agustina Díaz

La defensa de Agustina Díaz, la cuarta y hasta ahora última detenida por el intento de asesinar a la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, solicitó ampliar su declaración indagatoria para defenderse y exponer nuevos datos, según confirmaron a LA NACION fuentes tribunalicias.

Díaz requirió ampliar su indagatoria tras la difusión de un video en la Televisión Pública (Canal 7) que afirmó que ella había estado a metros del edificio de la líder del Frente de Todos en el barrio porteño de la Recoleta, algo que ella negó de manera tajante.

Ante la requisitoria, la jueza federal María Eugenia Capuchetti la citó a declarar este miércoles, cuando será trasladada desde su celda hasta el tercer piso de los tribunales federales de Comodoro Py, donde la esperarán la magistrada y el fiscal federal Carlos Rívolo.

La defensa de Díaz aspira a demostrar que ella no estuvo en las adyacencias del lugar donde ocurrió el atentado y que ella no es la mujer que aparece en el video que difundió la Televisión Pública, mientras su pedido de excarcelación llega a la Cámara Federal de Apelaciones.

Abogado de Agustina Díaz
Abogado de Agustina Díaz - Créditos: @Captura

En ese video bajo revisión, una joven aparece de frente, junto a otras dos mujeres, atenta a lo que ocurre en la esquina de Uruguay y Juncal hasta que se le acercan dos hombres –uno con gorra y barbijo y otro más corpulento-, le dicen algo y las mujeres los acompañan.

De acuerdo a la defensa de Díaz, además, fueron sacados de contexto los mensajes que ella intercambió con Brenda Uliarte, quien ya se encuentra procesada en el expediente. Sostuvo que le preguntó por qué había mandado a “ese tarado”, por Fernando Sabag Montiel, a matar a la vicepresidenta, dijo que le preguntó “de chusma”.

Díaz dijo, además, que su amiga Brenda, que fue compañera del colegio secundario que cursa en la escuela nocturna, es “fabuladora”, “fantasiosa” y “delirante” y relató que por eso no se tomó en serio los mensajes en los que la chica le envió la foto del arma con la que le dijo que iba a matar a la vicepresidenta, según dijeron fuentes con acceso al caso.

Así, detenida desde el 12 de este mes, Díaz tendrá este miércoles la oportunidad de ampliar su defensa, aunque no trascendió su aceptará responder preguntas del fiscal Rívolo y de la jueza Capuchetti, quien luego deberá evaluar si mantiene o revoca la privación de su libertad.

Un piso más abajo en los tribunales de Comodoro Py, la sala I de la Cámara Federal desarrollará un análisis similar. Los camaristas Mariano Llorens, Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia –cuestionados los tres por Fernández de Kirchner- quedaron a cargo de evaluar el pedido de excarcelación de Díaz.