Las aguas contaminadas del mundo vistas desde el cielo

·2  min de lectura
Imagen de archivo. Vista aérea de lago Potpecko, cerca de Priboj

18 mar (Reuters) - Cerca de 4 millones de personas sufren grave escasez de agua durante al menos un mes al año y unos 1.600 millones de personas, casi un cuarto de la población mundial, tiene problemas para acceder a un suministro de agua limpia y segura, según Naciones Unidas.

Para ver el ensayo fotográfico abrir en un navegador externo: https://reut.rs/30UdmDV

Su bien los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU piden garantizar la disponibilidad de agua y su saneamiento para todos para 2030, el organismo mundial dice que la escasez de agua está aumentando y más de la mitad de la población mundial vivirá en regiones bajo estrés hídrico para 2050.

De cara al Día Mundial del Agua de la ONU el 22 de marzo, fotógrafos de Reuters utilizaron drones para capturar imágenes dramáticas y videos de vías fluviales contaminadas en todo el mundo.

En una imagen se ve un sofá varado en la rivera del río Tieté, en Sao Paulo, la mayor ciudad de Brasil, al que llegan cientos de toneladas de aguas residuales no tratadas y desechos cada día.

Otras muestran desechos domésticos obstruyendo el río Citarum en Bandung, Indonesia, y aguas residuales fluyendo hacia el Éufrates en Nayaf, Irak.

La doctora Julia Brown, una geógrafa humana especializada en medioambiente y desarrollo de la Universidad de Portsmouth, sostuvo que muchos países con agricultura e industrias de consumo intensivo de agua carecen de suficiente agua segura de beber.

"Cuando compramos productos y compramos alimentos y ropa, no siempre apreciamos que en realidad estamos importando el agua de otra persona y, a menudo, los países de donde estamos importando agua, como en el caso de los aguacates o nuestros jeans, en realidad son muy países con escasez de agua", dijo a Reuters.

Brown agregó que, si bien es importante ampliar el acceso al agua, mantener ese acceso en algunas de las partes más pobres del mundo a menudo se pasa por alto.

"A las ONG les gusta que les tomen fotografías con una bomba de mano nueva y reluciente (...) luego se van y depende de las comunidades que se recauden los fondos necesarios para mantener estos sistemas, para asegurarse de que sean reparados. ¿Y si no lo son?", comentó.

"La investigación indica que en cualquier momento dado un tercio de las bombas manuales en África subsahariana están averiadas".

(Escrito por Stuart McDill y Alex Richardson; Editado en Español por Ricardo Figueroa)