Más que agua y seguridad, Iztapalapa pide murales: Clara Brugada

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, junio 10 (EL UNIVERSAL).- "Hoy una de las demandas de la población (de Iztapalapa), más allá del agua y la seguridad, son murales en las casas de las personas. A mí me da tanta alegría cuando la población dice que quiere un mural", afirmó Clara Brugada, alcaldesa de Iztapalapa para el periodo 2018-2021 y ganadora de forma virtual para ese mismo cargo en los comicios del domingo pasado.

La funcionaria inauguró la exposición Iztapalapa Mural: transformación y comunidad, integrada por 58 fotografías en gran formato, representativas de los 5 mil 263 murales que diferentes artistas han pintado en los 188 Caminos de Mujeres Libres y Seguras, un proyecto emprendido por autoridades de esa alcaldía.

La exposición que estará hasta el 11 de julio, en la Galería Abierta de las Rejas del Bosque de Chapultepec, fue presentada por Brugada, así como Jesús Ramírez Cuevas, vocero de Presidencia; Alejandra Frausto, secretaria de Cultura federal, Vannesa Bohórquez, secretaria de Cultura de la Ciudad de México; la senadora Susana Harp, Mónica Pacheco, directora de Gestión del Bosque de Chapultepec; Carlos Mackinlay, secretario de Turismo capitalino, y Alejandra Atrisco Amilpas "Bixa", artista del proyecto Iztapalapa Mural.

En el acto, Brugada resaltó el valor de los Caminos de Mujeres Libres y Seguras, porque son una intervención profunda en Iztapalapa, en las calles de mayor afluencia, y con ello, se contribuyó a que la población recuperara esa forma de vivir en esa alcaldía.

"Son caminos muy iluminados, llenos de arte y de seguridad. Hay una demostración de la Fiscalía de la Ciudad de cómo ha bajado el delito en Iztapalapa, en esas colonias, en esas calles, porque además este proyecto inició en los caminos de las colonias con mayores problemas de violencia y seguridad. Efectivamente, bajó la inseguridad en Iztapalapa, pero todavía falta mucho más, porque si bien hemos transformado todos estos caminos, lo que viene en los próximos tres años, es la iluminación y la transformación de las 30 mil cuadras de Iztapalapa", aseguró Brugada.

Con respecto a la exposición, Clara Brugada indicó que también se desarrolló un mecanismo que proporciona más información sobre el tema del mural: "Le hemos llamado 'murales parlantes', que consisten en la colocación de una placa con un código QR, que permite escuchar más detalles sobre la historia, los personajes y los contextos del mural desde los celulares".

Además, anunció que abrirá una escuela de muralismo y gráfica monumental, pero no sólo será esa escuela: "Vamos a abrir cinco escuelas de arte. Abriremos la escuela de música, teatro y danza. El gran objetivo es sacar mil artistas de estas cinco escuelas cada año".

En su intervención, Alejandra Frausto dijo que el siguiente año, el muralismo en México cumplirá un siglo "y que los artistas de Iztapalapa son parte de esta nueva revolución cultural que expresa las luchas y anhelos de una sociedad que se reconoce en el espacio público, en la calle. Iztapalapa es el museo urbano más importante, de donde llega esta exposición a la Galería Abierta".