El agua potable y las cenizas, grandes preocupaciones en Tonga tras el volcán y el tsunami

·2  min de lectura
Un penacho de humo se eleva sobre Tonga al entrar en erupción el volcán submarino Hunga Tonga-Hunga Ha'apai en esta imagen de satélite tomada por Himawari-8

Por Kirsty Needham y Praveen Menon

SÍDNEY/WELLINGTON, 17 ene (Reuters) - Australia y Nueva Zelanda enviaron el lunes vuelos de vigilancia para evaluar los daños en Tonga, aislada del resto del mundo tras la erupción de un volcán que provocó un tsunami y cubrió de ceniza la isla del Pacífico.

El ministro australiano para el Pacífico, Zed Seselja, dijo que los informes iniciales sugieren que no se produjeron víctimas masivas por causa de la erupción y el tsunami del sábado, pero que la policía australiana había visitado las playas e informado de daños significativos con casas derribadas.

"Sabemos que hay algunos daños significativos, y sabemos que hay daños significativos en los centros turísticos", dijo en una entrevista con una emisora de radio australiana, añadiendo que el aeropuerto de Tonga parecía estar en condiciones relativamente buenas.

Se informó de la desaparición de una mujer británica, dijo Seselja.

Los vuelos de vigilancia evaluarían la situación en las islas exteriores, donde las comunicaciones están completamente cortadas.

El jefe adjunto de la misión de Tonga en Australia, Curtis Tu'ihalangingie, pidió paciencia mientras el Gobierno de Tonga decide sus prioridades de ayuda.

A Tonga le preocupa el riesgo de que las entregas de ayuda propaguen el COVID-19 a la isla, que está libre de COVID.

"No queremos traer otra ola, un tsunami de COVID-19", dijo a Reuters por teléfono.

"Cuando la gente ve una explosión tan grande quiere ayudar", dijo, pero añadió que los diplomáticos de Tonga también estaban preocupados por algunos esfuerzos de captación de fondos privados e instaron a la población a esperar hasta que se anunciara un fondo de ayuda para el desastre.

Cualquier ayuda que se envíe a Tonga tendrá que estar en cuarentena, y es probable que no se permita el desembarco de personal extranjero en los aviones, dijo.

La erupción del volcán Hunga-Tonga-Hunga-Ha'apai provocó un tsunami en las costas de Tonga y cortó las líneas telefónicas y de Internet de toda la isla.

La comunicación internacional se ha visto gravemente obstaculizada por los daños sufridos por un cable submarino, cuyo restablecimiento podría llevar más de una semana, y Australia y Nueva Zelanda estaban ayudando con llamadas por satélite.

Las redes telefónicas de Tonga se han restablecido, pero la ceniza estaba suponiendo un importante problema sanitario, al contaminar el agua potable.

"La mayoría de la gente no es consciente de que la ceniza es tóxica y mala para respirar, tienen que llevar mascarilla", dijo Tu'ihalangingie.

(Reporte de Praveen Menon y Kirsty Needham; edición de Michael Perry, Robert Birsel; traducido por Tomás Cobos)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.