Agua mineral. Buscan comprador para Villavicencio y Ser

Alfredo Sainz
·3  min de lectura

Danone dio un nuevo paso en su proceso de desinversión en la Argentina. A cuatro meses de anunciar su decisión de poner en revisión el negocio local, el grupo francés le otorgó al banco MBA Lazard un mandato para la búsqueda de un comprador de su división de aguas. El paquete de venta incluye las principales marcas de la categoría como Villavicencio, Villa del Sur y Ser.

Por el momento, la carpeta en la que se ofrece al negocio de Aguas Danone está circulando entre empresas del rubro bebidas y alimentos y todo el proceso se encuentra en una etapa muy preliminar. Cuando se otorga un mandato de búsqueda de comprador no implica obligatoriamente que se termine vendiendo la compañía y todo depende de que se llegue a un acuerdo en materia de precio y de condiciones. "La venta es una posibilidad pero no la única ni la mayoritaria. Es una opción más dentro de las muchas que hay", explicó a LA NACION una fuente cercana a la operación.

Un país que no es negocio: las 21 empresas que están desinvirtiendo en la Argentina

La lista de candidatos para quedarse con Aguas Danone incluye a los principales jugadores del negocio, como Peñaflor -la empresa controlada por la familia Bemberg, ex dueña de Quilmes-, el grupo Gancia, la chilena CCU (que acá compite en cervezas y vinos, pero que en su país de origen participa en aguas minerales con la marca Cachantún) y hasta una empresa emergente como Refres Now, la embotelladora dueña de Manaos, que ya incursiona en la categoría con Villa Manaos.

De la nómina de potenciales compradores, por su parte, hay que excluir a Quilmes, no solo por una cuestión de defensa de la competencia -es la dueña de Eco de los Andes y Glaciar- sino también porque también tiene una alianza estratégica en aguas minerales con el grupo Nestlé.

"Hoy todo el negocio del agua mineral está muy golpeado, pero lo que eventualmente se estaría comprando es no solo una cuota de mercado de más del 60%, sino también un negocio logístico muy aceitado que se puede complementar con otras bebidas y marcas que son líderes como Villavicencio, Villa del Sur o Ser", explicaron a LA NACION en una de las empresas que está estudiando los números de Aguas Danone.

Un paso más en la batalla

En octubre del año pasado, la casa matriz de Danone en Francia provocó una verdadera conmoción en el mercado argentino cuando anunció que sus activos locales entraban en una "revisión estratégica". "El Grupo Danone revisará estratégicamente el desempeño de algunos activos. La Argentina forma parte de esa estrategia. Como empresa revisamos constantemente nuestro portafolio para asegurarnos que esté alineado con nuestras metas y objetivos. Este proceso está por comenzar y, por lo tanto, no implica ninguna opción concreta. Llegado el caso, la empresa informará oportunamente cuando haya completado su revisión", informó la compañía en su momento a través de un comunicado oficial.

Alimenticias advierten que no pueden continuar con los precios congelados

El negocio de aguas representa aproximadamente un 30% de los ingresos de Danone en la Argentina y como prácticamente toda la industria de alimentos y bebidas se encuentra muy golpeada por la combinación de crisis y congelamiento de precios.

"El negocio del agua embotellada está sufriendo como pocos la precarización del consumo y la competencia del agua de la canilla. Y a esto se suma que los costos en el último año crecieron a una tasa del 40% y el Gobierno autorizó aumentos de menos del 10%", explicaron en la industria.