Tenemos el agua y estamos en el desierto: secretario de Salud de NL

·4  min de lectura

MONTERREY, NL., diciembre 27 (EL UNIVERSAL).- El secretario de Salud de Nuevo León, Manuel de la O Cavazos, arremetió contra la estrategia del gobierno federal por mantener almacenadas en las instalaciones de la empresa DHL en el aeropuerto internacional Mariano Escobedo de la ciudad de Monterrey, las vacunas contra el Covid-19 que llegaron el sábado y hasta el lunes serán llevadas a Saltillo, para aplicarse al personal médico de Coahuila.

"Las vacunas llegaron, la información que tengo es que todavía están almacenadas en Nuevo León y mañana se van a aplicar en Coahuila. Imagínense, tener la vacuna y no la aplicamos, eso a mí me molesta y tengo que ser claro y decirlo, tenemos el agua y estamos en el desierto, ahí está el estanque con agua, pero no la podemos tomar ni en Nuevo León y en ninguna otra parte", lamentó.

De la O Cavazos agregó que la vacuna contra el Covid-19 no puede estar un día sin utilizarse porque "estamos en guerra contra un enemigo invisible", y puso como ejemplo que un día que estuvo en una colonia de Monterrey "vacunamos a 14 mil personas –contra la influenza- en una mañana".

Por eso, presumió, "en un rato que nos den las vacunas, todas las que tienen ahí, las ponemos en media mañana si nos las dan, y espero que nos den esas vacunas". Bueno, expresó, "no quiero meterme en situaciones que no están previstas en este momento, hay una logística a nivel federal van a ir llegando poco a poco, pero estamos en una situación de guerra, una situación crítica", y debería actuarse de manera distinta.

"Los que vemos pacientes, a los que se nos han muerto pacientes y que hemos llorado con la familia del paciente, los sentimos", en cambio, dijo, "estar atrás de un escritorio tomando café, viendo papeles y firmando, es a todo dar, pero no es correcto, debemos ser mucho más veloces que el virus".

El secretario de Salud expuso que en este momento las vacunas que lleguen tienen que aplicarse de inmediato, "no hay que hacer burocracia, pero el gobierno es lento, obeso, y muy difícil de moverlo".

Manuel de la O insistió en la demanda de la Alianza Federalista de que el gobierno federal permita que los estados y la iniciativa privada puedan comprar vacunas anti-covid, pues afirmó así se multiplicarán los resultados.

"En Estados Unidos ya la abrieron a todos los estados, y leí una información que hasta en Walmart y en algunas farmacias la van a aplicar", por eso, dijo, en México que somos casi 130 millones de personas, y en Nuevo León poco menos de seis millones, se requiere de una gran estrategia para que todos sean vacunados.

En cambio, expresó, el primer día se vacunaron a tres mil personas en el país y hoy otras tres mil, "espero que lleguen más porque no son suficientes, se requiere usar muchos más laboratorios y ser más rápidos, más eficientes para vacunarnos todos".

Por otro lado, Manuel de la O mostró preocupación porque hoy se cumplieron cuatro días consecutivos con contagios de covid-19 al alza, luego que habían ido en descenso a raíz de los cierres de negocios incluso esenciales que se realizaron durante los sábados y domingos correspondientes a los días cinco, seis, doce y trece de diciembre.

Después que el siete de diciembre hubo 895 pacientes infectados con el virus SARS-CoV-2 (la cifra más alta desde que inició la pandemia), con las medidas de restricción de movilidad y cierres de establecimientos, se logró que, para el 23 de diciembre, los contagios se redujeran a 505; pero a partir de entonces hubo 510, 524, 530 y 538 casos.

Al mismo tiempo, al agravarse la salud de personas que contrajeron el virus cuando se dio el pico más alto de la pandemia durante la primera quincena de este mes, las hospitalizaciones se han ido elevando, pues mientras el sábado hubo mil 414, que fue la ocupación más alta desde el primero de agosto cuando hubo mil 503 pacientes hospitalizados, y constituye el récord de camas ocupadas en la entidad, hoy se reportaron mil 444 personas hospitalizadas, 30 más que el sábado. Cabe mencionar que en el estado hay dos mil 366 camas para pacientes covid, de las cuales 559 son de cuidados intensivos.