Agroexportadores argentinos buscan evitar trigo transgénico se confunda con cereal común en embarques

·3  min de lectura
Una cosechadora recolecta trigo en un campo en General Belgrano, Argentina

Por Hugh Bronstein y Maximilian Heath

BUENOS AIRES, 8 nov (Reuters) - Compañías agroexportadoras en Argentina pidieron al Gobierno la identificación de los productores que sembraron trigo transgénico en el ciclo 2021/22 para evitar compras de granos de estas regiones hasta que Brasil apruebe la variedad modificada genéticamente del cereal.

Hace un año, Argentina se convirtió en el primer país del mundo en aprobar una variante transgénica de trigo, el cereal HB4 desarrollado por la biotecnológica local Bioceres y la francesa Florimond Desprez, que es tolerante a la sequía y el glufosinato.

El Gobierno argentino dijo que Bioceres solo podrá comenzar a comercializar su trigo HB4 cuando su importación sea aprobada por Brasil, el principal comprador del cereal del país.

Sin embargo, según la compañía, en la actual campaña 225 productores argentinos sembraron un total de 55.000 hectáreas con el trigo transgénico para la producción de semillas, gracias a acuerdos no comerciales entre ellos y la empresa, despertando temores de una posible contaminación entre exportadores de granos.

"Si podemos identificar áreas de riesgo donde se está sembrando trigo modificado genéticamente, evitaremos hacer compras ahí", dijo a Reuters Gustavo Idígoras, titular de la cámara de exportadores y molienda de granos CIARA-CEC.

Los exportadores temen que si en los embarques se mezcla trigo modificado genéticamente -que solo ha sido aprobado por Argentina en el mundo- con granos tradicionales, muchos países compradores dejarán de adquirir el cereal argentino.

CIARA-CEC pidió al Instituto Nacional de Semillas (INASE) identificar a los productores que sembraron el trigo HB4, dijo Idígoras, que señaló que "también haremos controles al trigo que llegue a las terminales portuarias. Cualquier detección implicará el rechazo de la carga".

En Argentina ya comenzó la recolección del trigo de la temporada 2021/22 y en las próximas semanas se intensificarán las tareas. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires estima la cosecha del cereal en un récord de 19,8 millones de toneladas.

"Con estas medidas esperamos reducir cualquier riesgo de contaminación", dijo Idígoras, que agregó que el sector no está en contra de la biotecnología, ampliamente usada en soja y maíz, pero que "tenemos que ser muy cuidadosos hasta que el mercado la apruebe para el trigo".

El 11 de noviembre, la agencia de seguridad brasileña CTNBio podría expedirse sobre la aprobación o el rechazo de la importación del trigo HB4 de Bioceres. En el juego de tensiones, la asociación de molinos de Brasil amenazó en septiembre con no comprar trigo argentino en caso de autorizarse.

En 2020, Brasil compró el 40% de los 10,6 millones de toneladas exportados por Argentina, según datos oficiales. El 80% de las importaciones de trigo que hace Brasil viene de su vecino Argentina.

En su último informe fiscal publicado en septiembre, Bioceres describió la expansión del área sembrada con trigo transgénico en Argentina a 55.000 hectáreas como "un incremento de inventarios ante una esperada autorización regulatoria de parte de Brasil".

Según la compañía, 225 agricultores de un total de 9 provincias implantaron el trigo HB4, con casi la mitad de las hectáreas en Buenos Aires. Bioceres declinó hacer comentarios ante la consulta de Reuters.

Los agricultores argentinos siguen de cerca la evolución de los hechos, luego de que las lluvias salvaran en el momento oportuno una campaña triguera marcada por condiciones mayormente secas.

"Si Brasil acepta el trigo transgénico, requeriría una cadena de provisión separada. Pero sería muy difícil tener dos cadenas sin que se produzca contaminación", dijo David Hughes, un productor agrícola de la provincia de Buenos Aires que esta temporada sembró 900 hectáreas de trigo clásico.

(Reporte de Hugh Bronstein y Maximilian Heath; Editado por Nicolás Misculin)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.