Agricultores del sur de Brasil luchan contra una sequía que afecta a la cosecha de soja

·3  min de lectura
Foto de archivo ilustrativa de frutos de café recién cosechados en Pueblorrico, Colombia

Por Diego Vara y Ana Mano

SOLEDADE, Brasil, 12 ene (Reuters) - Los productores de soja del sur de Brasil han sido golpeados por una prolongada sequía que algunos esperan que acabe con hasta el 90% de la cosecha en algunos campos, a menos que cambie pronto el panorama de las lluvias.

En las regiones productoras de soja de Rio Grande do Sul, el primer estado brasileño que plantó la oleaginosa de forma comercial y el segundo productor del país, los agricultores están preocupados por las plantas dañadas y las hojas marchitas.

"Esta soja debería tener 50 centímetros de altura", dijo a Reuters Nelio Lando, un agricultor de Soledade, mientras inspeccionaba sus campos. "No tiene ni 20 centímetros de altura, así que no producirá nada".

El insoportable calor y la sequedad de diciembre llevaron a varias agencias privadas a recortar sus estimaciones para la producción de soja de Brasil este año en unos 10 u 11 millones de toneladas, hasta unos 133-134 millones de toneladas.

La agencia gubernamental de cultivos Conab ha sido más conservadora, pero también recortó su previsión el martes para el mayor productor y exportador de soja del mundo.

Algunos analistas han sugerido que las fuertes lluvias en otras partes de Brasil, incluyendo el estado de Mato Grosso, principal productor, podrían compensar parcialmente las pérdidas en el sur.

Pero para los agricultores de Rio Grande do Sul el panorama es desolador. Paraguay y Argentina atraviesan una ola de calor récord que se está extendiendo a Brasil.

"La situación es irreversible", dijo Luis Fucks, un productor de soja y vicepresidente del grupo de agricultores Aprosoja en el estado. "Todo es muy parecido a 2012, la peor cosecha de nuestra historia".

Fucks estimó una pérdida media del 35% para la cosecha de soja en el noroeste de Rio Grande do Sul, donde se encuentra su granja. Todo el estado podría cosechar sólo 15 millones de toneladas este año, dijo, por debajo de una perspectiva inicial de 21 millones de toneladas.

Anderson Soletti, un agricultor de Espumoso, también en la región noroeste del estado, dijo que un agente de seguros estimó que recogería sólo seis sacos de 60 kilos de soja por hectárea, frente a los 60-65 sacos por hectárea de la región el año pasado.

Con un poco de suerte, dijo, los agricultores cercanos que esperaron hasta diciembre para sembrar podrían esperar la mitad del rendimiento del año pasado, suponiendo que las fuertes lluvias lleguen pronto y duren hasta marzo.

Soletti es uno de los 140.000 agricultores del estado afectados por la sequía, según el organismo de asesoramiento agrícola estatal Emater.

Algunos tendrán que volver a sembrar sus campos, dijo el director de Emater, Alencar Rugeri, citando pérdidas de hasta el 30% en algunas propiedades del estado.

Sin embargo, el resto de la temporada de lluvias será crucial.

"El año pasado tuvimos una sequía en esta época y recogimos una excelente cosecha de soja", dijo. "Pero si no llueve en enero y febrero, los agricultores no tendrán nada".

(Reporte de Diego Vara en Soledade y Ana Mano en Sao Paulo; Editado en Español por Ricardo Figueroa)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.